Local

Un matrimonio alicata su casa con dos millones y medio de conchas marinas

En Málaga una casa permite adentrarse en un mundo marítimo gracias al meticuloso trabajo de un matrimonio, que se ha dedicado a recoger dos millones y medio de conchas para alicatar fachada, paredes y techos de su vivienda.

el 26 oct 2010 / 11:22 h.

TAGS:

Hace tres años, Antonio Sánchez y Rosario Mejías emprendieron esta iniciativa en su domicilio de la localidad de Fuente de Piedra, en la comarca de Antequera, y desde entonces no han dejado de trabajar, hasta el punto de que aseguran haber dejado la costa malagueña sin conchas, desde Fuengirola hasta Rincón de la Victoria.

"El domingo nos trajimos once bolsas, pero para coger muchas nos ponemos empapados", ha explicado a Efe Rosario.

Y después hay que empezar a colocarlas, una labor en la que invierten todos los días cuatro, seis o diez horas, según ha contado Antonio.

Al entrar en la calle, la fachada llena de conchas indica dónde viven Antonio y Rosario, y al acceder al interior, se entra en un mundo marítimo.

Paredes, techos, pilares en el interior de la casa, y en el patio un pozo, una barbacoa y hasta un botijo están revestidos de conchas, un trabajo que necesita mucha paciencia y que, a buen seguro, tienen sus propietarios, a la vista del resultado.

Antonio las fija a la pared con cemento y tiene que sujetarlas una a una hasta que la mezcla se seca.

Además del trabajo que supone, la actividad representa un coste importante, ya que cada saco de cemento cuesta cuatro euros y, según Rosario Mejías, son pocas las personas que han visitado la casa, por lo que de momento queda para su propio disfrute.

"Sabemos que en nuestro entorno no hay casas adornadas con conchas como ésta y mucho menos en un pueblo de interior, por lo que podría ser un atractivo turístico", ha comentado su marido.

  • 1