Local

Un menor fallece arrollado por un bus que entraba en Plaza de Armas

El joven, de 13 años, iba desde la pista de skate, donde estaba patinando, a una fuente cuando embestido por el autobús.

el 12 ago 2011 / 18:12 h.

TAGS:

Un menor de 13 años perdió ayer la vida tras ser atropellado por un autobús del Consorcio de Transportes de Sevilla en las inmediaciones de Plaza Armas. El chico estaba patinando en el Skate Park de la zona, cuando invadió parte de la carretera para dirigirse a una fuente de agua cercana. En ese momento, apareció el bus que lo embistió y lo arrastró varios metros. Murió en el acto.

El chico, identificado como J.F.M., había ido como otras muchas tardes desde Montequinto para patinar con sus amigos en el Skate Park de Plaza de Armas, junto al Paseo Juan Carlos I. Según contaba algunos de los conocidos, llevaba dos años frecuentando la zona con sus patines en línea porque "le gustaba patinar". Ayer, había ido en compañía de otro amigo, que tuvo que ser atendido porque tenía un ataque de ansiedad al ver lo que le había ocurrido a su compañero, según relató un testigo, también menor de edad.

Eran casi las siete de la tarde, y aún no había mucha gente "porque la mayoría solemos venir más tarde, cuando hace menos calor". Quizá fue eso, el calor, lo que llevó a J.F.M. a invadir parte de la carretera para dirigirse a una fuente de agua que se encuentra en el parking de Plaza de Armas, al otro lado del puente del Cristo de la Expiración. "Estas instalaciones la inauguraron hace cuatro meses, pero no tenemos ni una fuente de agua cerca, hay que ir hasta el parking o hasta el puente de La Cartuja", explicó uno de los chicos, de edad similar a la del fallecido.

La zona de patinaje está separada de la carretera, por la que hacen entrada todos los autobuses que vienen desde los municipios del Aljarafe, por un quitamiedos. No hay pasos de peatones cerca, ni tampoco un semáforo. Por eso el chico tuvo que invadir parte de la carretera para ir a la fuente. Sin embargo, no pudo llegar porque en ese momento llegó el autobús de la línea 175 (que cubre la distancia entre Sevilla y Valencina de la Concepción) y le arrolló. Según relataron los testigos, el accidente se produjo poco después de una curva que hay bajo el puente del Cristo de la Expiración. Puede que esto influyera para que el conductor, que trabaja para la empresa Linesur, no viera al chico.

Lo cierto es que el autobús le embistió, golpeándole en primer lugar la cabeza en la luna del vehículo. El impacto circular se podía apreciar perfectamente minutos más tarde. Luego, pese a que según dijeron los testigos el autobús frenó, lo arrolló unos 20 metros al chico que llevaba los patines puestos en ese momento. De hecho, bajo el autobús se podían apreciar algunos restos de estos.

El joven quedó tirado en el suelo, tras lo que varios testigos presenciales avisaron rápidamente al Servicio de Emergencias 112, alertando de que un hombre estaba inconsciente en el suelo. Hasta el lugar se desplazaron efectivos de la Policía Local, Nacional y el 061, que hizo "lo imposible" por salvarle la vida, pero el chico ya estaba cadáver cuando llegaron, según confirmaron fuentes del servicio sanitario.

Poco después llegó hasta el lugar el forense y el juez de guardia que procedió al levantamiento del cadáver poco antes de las 20.30 horas de la tarde. Mientras tanto, agentes de la Policía Científica inspeccionaban el lugar para reconstruir en su atestado cómo había ocurrido el accidente mortal. Los policías midieron el impacto en el cristal del autobús, buscaron señales de frenada y todos los detalles que podían dar información sobre el siniestro.

Para esa hora, ya había numerosos patinadores en la zona a los que no les sorprendía lo ocurrido. "Esto se veía venir, porque aquí pasan todos los autobuses y los coches a 80 kilómetros por hora", decía un joven indignado. "Aquí vienen desde niños chicos hasta adultos para patinar y lo único que separa el parque de la carretera es un quitamiedos", lamentó David Cruz, quien repetía que "no podemos dejar pasar esto. Voy a llamar a las asociaciones de skate para manifestarnos. No puede ser que no haya ningún paso de cebra, ni un semáforo para llegar aquí, lo raro es que no haya pasado antes". Los jóvenes que estaban allí también criticaron que en la zona se haya montado una discoteca, porque "nos encontramos esto lleno de cristales".

El cuerpo de J.F.M. fue trasladado al Servicio de Patología Forense donde hoy se le hará la autopsia al cadáver.


  • 1