viernes, 19 abril 2019
00:25
, última actualización

Las listas alternativas se rebelan al no suavizar el PSOE las normas

El secretario general del PSOE de Jaén, el único “neutral”, cierra filas con Díaz

el 08 jul 2013 / 13:54 h.

La candidata Susana Díaz y el secretario del PSOE de Jaén, Francisco Reyes La candidata Susana Díaz y el secretario del PSOE de Jaén, Francisco Reyes Las primeras primarias de la historia del PSOE andaluz están resultando de alta tensión. La bronca por los avales enfrentó ayer a las candidaturas alternativas, la de Luis Planas y el alcalde de Jun, José Antonio Rodríguez, con el comité de garantías del partido, el órgano que supervisa el proceso. En una reunión en la sede regional con representantes de las tres listas, el partido rechazó flexibilizar los requisitos para que los aspirantes se conviertan en candidatos y puedan ser votados por los militantes el próximo día 29. El quid de la cuestión está en los avales para poder presentarse. Los equipos del consejero de Agricultura y del alcalde tuitero habían pedido tres cosas: poder acceder al censo de militantes, reducir del 15% al 10% los avales necesarios y que sean válidos los que les llegan a través de internet. El comité de garantías zanjó el asunto alegando que estas demandas “quedan fuera” del ámbito de sus competencias. La respuesta del órgano que dirige la exconsejera de Justicia María José López enfadó aún más a las candidaturas que se autodenominan no oficiales –consideran que Susana Díaz es la aspirante del aparato del PSOE-A–. Cada vez ven más difícil reunir antes del día 17 los 6.860 avales indispensables para presentarse a las primarias y la reunión de ayer era casi su última carta para lograr un procedimiento menos encorsetado. Se guardan algún otro as. El alcalde de Jun ha dejado claro que va a impugnar el proceso y pedirá la suspensión cautelar. “Para que haya primarias tiene que haber urnas. Lo contrario sería un paseo militar u otra cosa”, denunció en la sede de San Vicente. Rodríguez vino ataviado con sus dispositivos electrónicos para retransmitir a través de Twitter –una red que domina a la perfección– la reunión, pero la comisión de garantías no le dejó. Su principal lucha son los avales. Asegura que ha cosechado casi 5.000 de militantes que se los envían por internet y él mismo se encargó de mostrar a los periodistas la lluvia de correos que iba recibiendo, con su correspondiente PDF. Pero esta fórmula no está contemplada en las normas internas del partido. Los avales se deben entregar en mano y en papel, un “atraso y una contradicción”, según el alcalde de Jun, que pudo formalizar su candidatura mediante las nuevas tecnologías. El equipo de Luis Planas no se plantea impugnar las primarias pero también tiene un serio problema con los avales. “Nos dejan los avales en los bares porque algunas agrupaciones locales están cerradas en julio”, se quejó Verónica Fernández. El consejero estaba en Madrid en una reunión de política pesquera y desde allí pidió “no cerrar ninguna posibilidad a la participación”. Sus colaboradores también reclamaron el 10% de los avales, que es lo que fijó el último congreso federal del PSOE, y que se acepten los PDF, además de acceder al censo. El comité de garantías les escuchó pero no atendió sus demandas. Aseguró en un comunicado que “estas peticiones quedan fuera del ámbito de competencias de la comisión, ya que este órgano se limita a interpretar y velar por el cumplimiento de las normas y no tiene capacidad para su modificación”. Recordó que las normas de las primarias fueron aprobadas en el pasado Comité Director. Ellas incluyen, por ejemplo, que el censo solo será facilitado a los candidatos, es decir, a aquellos que hayan reunido los avales para presentarse. El vicesecretario general del PSOE-A, Mario Jiménez, hizo hincapié en que los aspirantes “conocían perfectamente las normas” cuando se inscribieron y dijo que las normas “están para cumplirlas”. Jiménez negó que las primarias resulten light si al final Susana Díaz es elegida por aclamación porque sus rivales no logran los avales. La consejera de Presidencia cuenta con el apoyo del aparato y de siete secretarios provinciales. El único “neutral” es el líder del PSOE de Jaén, Francisco Reyes, que ayer recibió la visita de Díaz. Ella le doró la píldora: Jaén, dijo, “es pieza clave en el proyecto” del partido.

  • 1