Local

Un militar mata a su ex mujer y a su pareja y se suicida ante su hijo

Un sargento del Ejército mató en Alovera (Guadalajara) a su ex mujer y al compañero sentimental de ésta y después se suicidó en presencia de su hijo de cuatro años.

el 15 sep 2009 / 03:01 h.

TAGS:

Un sargento del Ejército mató ayer en Alovera (Guadalajara) a su ex mujer y al compañero sentimental de ésta y después se suicidó en presencia de su hijo de cuatro años. El asesino, que tenía una orden de alejamiento, que incumplió al menos una vez, había sido denunciado en dos ocasiones por malos tratos.

Los hechos ocurrieron a las 06:45 horas en un chalé situado en el número 1 de la calle Manuel de Falla de Alovera, donde la mujer, de nacionalidad argentina y que había denunciado a su marido por malos tratos en dos ocasiones, tenía previsto establecerse definitivamente con su actual pareja después de residir con su marido en la localidad madrileña de Ajalvir.

Así, a esa hora, el sargento del Ejército de Tierra se presentó en la vivienda, donde tras abrirle la puerta el compañero sentimental de la mujer, el teniente Andrés Marzal, de 38 años, le disparó dos veces para, seguidamente, ir en busca de la mujer, a la que encontró en la cocina y a quien le pegó tres tiros. Antes de quitarse la vida llamó al teléfono de emergencias 112 para comunicar que en esa vivienda había dos cadáveres y que pronto iba a haber tres, según explicó el delegado del Gobierno, Máximo Díaz-Cano. Una vecina que vive enfrente, Teresa Águila, dijo aseguró que escuchó unos golpes como de martillo y luego unos disparos y que le extrañó oír llorar al niño, porque siempre era atendido por su madre.

La víctima, que estaba en trámites de separación y que trabajaba en Torrejón de Ardoz (Madrid), había denunciado a su marido en dos ocasiones, en 2003 y en 2006, en el cuartel de la Guardia Civil de Daganzo, por lo que tenía tres medidas cautelares vigentes dictadas por el juzgado de instrucción número 1 de Torrejón de Ardoz, que actuó de guardia.

Según el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad de Madrid, el 2 de septiembre de 2006 el citado juzgado dictó una orden de alejamiento para que el presunto agresor no se acercara a su ex mujer a menos de 500 metros y le prohibió comunicarse con ella y su hijo, aunque la incumplió en mayo de 2007, por lo que fue detenido y luego puesto en libertad.

Además, en la misma fecha de septiembre de 2006, el juez del número 1 de Torrejón dictó una medida cautelar para que José Javier entregara la escopeta de aire comprimido que tenía en su poder, así como otras armas que pudiera tener. Además, en la misma fecha de septiembre de 2006, el juez del número 1 de Torrejón dictó una medida cautelar para que José Javier entregara la escopeta de aire comprimido que tenía en su poder, así como otras armas que pudiera tener.

Ella tenía telealarma. La mujer llevaba un dispositivo de telealarma y estaba siendo atendida por el Centro de la Mujer de Torrejón, aunque el 25 de marzo de 2008 la Comunidad de Madrid se puso en contacto con el Centro de la Mujer de Alovera para interesarse por el sistema de localización de Castilla-La Mancha ante la intención de la víctima de asentarse definitivamente en Alovera.

Fuentes del Ejército de Tierra dijeron que la pistola utilizada por el presunto homicida para cometer el doble crimen la había adquirido por sus propios medios y que no disponía de un arma reglamentaria porque su destino y su puesto no lo requería. El presunto agresor estaba destinado en la Agrupación de Transporte número 1 de Canillejas (Madrid), mientras que el compañero sentimental de la mujer, el teniente Andrés Marzal, de 38 años, estaba destinado en la compañía de la policía militar de la prisión militar de Meco.

  • 1