Local

Un millón de niños padece a diario violencia en la escuela

La ONG PLAN cifra en 45.000 millones los costes económicos de este problema.

el 28 oct 2010 / 19:52 h.

TAGS:

Unas niñas estudian en una escuela en Irak.

Un millón de niños y niñas son víctimas cada día de violencia, abusos sexuales o acoso escolar en el mundo, según la ONG PLAN de ayuda a la infancia. En su informe Aprender sin Miedo, la organización española advierte que la situación se agrava en los países en desarrollo, que no cuentan con una legislación que proteja a los niños en las escuelas.

En este sentido, la directora para España de PLAN, Concha López, explicó que 89 países carecen de leyes de protección. Entre ellos se encuentran Francia, Argentina, Cuba, Arabia Saudí o buena parte de Estados Unidos. Por lo que la problemática infantil no es sólo un conflicto de países pobres. "La violencia en la escuela sucede en todos los países, la diferencia es que en el primer mundo existen mecanismos para denunciarlo y atajarlo", explicó López.

Según este organismo, en la actualidad, sólo 108 países tienen legislación en la materia, y apenas 29 de ellos protegen a los niños de la violencia corporal en todos los ámbitos (en casa, en la escuela y en cualquier situación). España se unió a esta prohibición total en el año 2007.
proyecto de ayuda. La ONG PLAN comenzó a aplicar hace dos años el proyecto Aprender sin miedo para erradicar estas prácticas abusivas en 44 países. López subrayó que, desde 2008, cuando se puso en marcha la campaña, "más de 390 millones de niños y niñas se benefician de nuevas legislaciones que les protegen contra la violencia".

El programa consiste en una negociación con las autoridades educativas para lograr que se imponga el cumplimiento de la ley y de las penas y que se establezcan mecanismos de denuncia y castigo. La ONG también realiza cursos de capacitación en métodos de enseñanza no violentos, de los que se han beneficiado ya 20.000 profesores. Pero la labor fundamental de PLAN es con los propios niños, ayudándoles a reconocer los abusos, a hacer frente a la violencia y a organizarse para defender sus derechos.

Y es que como señaló López "la escuela puede ser la experiencia más emocionante o más terrorífica en la vida de un niño o de una niña". Según esta experta, los tres tipos más frecuentes de violencia en las escuelas son los castigos físicos, el acoso entre escolares y el acoso sexual. Los castigos físicos no sólo no están prohibidos en muchos países, "es que se ven como algo normal".

Por su parte, el acoso sexual, generalmente de profesores sobre alumnas, es también muy frecuente y suele quedar impune, por vergüenza de la familia de la víctima. "En África es habitual la coerción sexual sobre las alumnas a cambio de mejores notas o del pago o disminución de las tasas escolares", relató López, quien añadió que estos casos rara vez se denuncian.
En Nigeria, según datos de la ONG, el 88% de los profesores reconoce que en sus escuelas hay incidentes sexuales de profesores sobre las alumnas, mientras que en Ecuador, el 37% de las víctimas de violencia sexual identificaron a sus maestros como culpables. Los efectos de esta violencia sexual en las niñas van desde el trauma psicológico hasta embarazos y enfermedades de transmisión sexual.

Además del impacto psicológico, la violencia en los colegios genera importantes costes económicos: entre directos, como los sanitarios, e indirectos, como la falta de mano de obra cualificada por el abandono escolar. Así, el coste de la violencia en 13 escuelas analizadas asciende a 45.000 millones de euros.

  • 1