Local

Un minuto de silencio por cada año desde el desplome de la A-7

UGT y CCOO exigen el juicio por el siniestro que mató a seisoperarios

el 08 nov 2010 / 21:18 h.

TAGS:

Los sindicatos UGT y CCOO recordaron ayer a los seis trabajadores fallecidos en el desplome de un viaducto en las obras de la autovía A-7 en Almuñécar (Granada) con cinco minutos de silencio, uno por cada año transcurrido desde este siniestro, y han pedido que se enjuicie este caso cuanto antes.

Los asistentes han colocado un ramo de flores en el monolito en homenaje a las víctimas del accidente, ocurrido en la tarde del 7 de noviembre de 2005, el tramo La Herradura-Taramay.

En un acto celebrado en el lugar donde ocurrió el accidente, los representantes sindicales han exigido a la Justicia que el caso se resuelva pronto, al entender que ya se ha excedido el tiempo estipulado para aclarar lo ocurrido.

Tanto Francisco Ruiz, de UGT, como Francisco Quirós, de CCOO, recordaron que los dos sindicatos ejercen la acusación de este caso y que se encuentran a la espera de que el Juzgado de lo Penal 1 de Motril marque la fecha de celebración del juicio.
Los sindicatos piden un total de 52 años y medio de prisión y 45 de inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión para diez imputados.

Por su parte, la Fiscalía ha imputado a once personas para las que pide entre tres y cuatro años de cárcel a cada uno de ellos por un delito contra el derecho de los trabajadores, seis de homicidio imprudente y tres de lesiones imprudentes.

La secretaria general de UGT-Granada, Manuela Martínez, ha solicitado al fiscal superior de Andalucía, Jesús García Calderón, que se aceleren los juicios por muertes en el tajo.
Según UGT, el fiscal ha mostrado "gran sensibilidad" a las propuestas del sindicato en cuanto a que las instrucciones de procedimientos judiciales por accidentes de trabajo se realicen con la mayor celeridad posible, además de mostrar su predisposición a actuar en este sentido dentro del ámbito de sus competencias.

Accidente. El 7 de noviembre de 2005 se desplomó la autocimbra (una gran estructura metálica) que se utilizaba para la construcción de un viaducto en la autovía. El suceso costó la vida a seis trabajadores, cinco portugueses.La instrucción ha sido muy complicada y además el procese ha ralentizado tras el cambio de juez titular. Hay varios acusados. El Ministerio Público acusa al ingeniero director del proyecto de un delito contra los derechos de los trabajadores, seis de homicidio imprudente y tres de lesiones imprudentes por los que le pide cuatro años de cárcel e inhabilitación especial por el mismo periodo. El coordinador de Seguridad del Ministerio de Fomento, Juan Mena, así como otros ocho imputados se enfrentan a las mismas penas. Piden una pena menor para el capataz de una de las empresas subcontratadas, Estructuras y Montajes Prefabricados, y el sobreseimiento de la causa para el jefe de Demarcación de Carreteras de Andalucía Oriental, Juan Francisco Martín Enciso. El resto de acusados son el representante legal de la UTE La Herradura, el jefe de obra y el técnico de seguridad de la misma empresa, que es la contratista principal; el representante de Estructuras y Montajes Prefabricados, el técnico de prevención, el jefe de obra y el encargado de de obra de la misma empresa; y por último el representante de Puentes y Calzadas.

El accidente se produjo en las obras, promovidas por el Ministerio de Fomento, de Autovía del Mediterráneo. El tramo fue adjudicado a la empresa UTE La Herradura, que suscribió con Estructuras y Montajes Prefabricados un contrato de ejecución para los viaductos de hormigón. Ésta subcontrató a su vez a la portuguesa Douro Montemuro.

  • 1