Local

Un monumento inmaculado

La escultura de la Plaza del Triunfo recupera todo su esplendor.

el 09 dic 2009 / 20:05 h.

TAGS:

Martínez Montañés, a los pies del monumento.
Desde el 9 de diciembre de 1981 en que se inauguró el monumento a la Purísima Concepción, diseñado por Espiau y construido por Coullaut, no había vuelto a lucir en todo su esplendor como lo hizo en el día de ayer.

Enmarcado por el Alcázar, la Catedral y el Archivo de Indias, se presentó la restauración de este homenaje que Sevilla tributara a la Inmaculada, justo 91 años después de su estreno oficial.

Las obras de restauración, iniciadas en mayo, han supuesto una intervención multidisciplinar en la que han participado científicos, historiadores, conservadores y técnicos, que, basados en el boceto original de la obra, cuya ubicación se ha localizado recientemente, han devuelto todo el esplendor a este monumento.

Carlos Nuñez, restaurador de la obra, señaló que la intervención ha permitido "reconstruir y limpiar" el monumento que ha mostrado el carácter simbólico de la Inmaculada, "una pieza de mármol de Carrara que destaca por su color inmaculado sobre el resto de la construcción". El monumento, gracias a la restauración, "ha recuperado sus tonalidades y matices que van desde el dorado al gris", informó Núñez.

Concretamente, las cuatro esculturas situadas a los pies del monumento son las que más alteraciones presentaban, debido, en gran parte, a la poca consistencia del material en que están realizadas: la arenisca.

Entre las intervenciones aplicadas destacan la sustitución de la cabeza de Martínez Montañés, la reconstrucción de los dedos de las manos de Miguel Cid o del gorro de Juan de Pineda, así como la restauración de la paleta, cara, nariz, boca y manos de Murillo.

Al acto acudió el delegado de Infraestructuras, Antonio Rodrigo Torrijos, que informó sobre la aplicación de un tratamiento que "facilita su limpieza" en caso de ser víctima del "grafiti", una medida que ya se aplicó en otros monumentos. Para Torrijos, esta intervención permite disfrutar de "una modernidad unida a la arquitectura y al patrimonio".

Concluida la restauración de este monumento, los esfuerzos se centran en culminar la intervención en la fuente de la Plaza de la Magdalena. Esta iniciativa se suma a las restauraciones de los monumentos a Velázquez, Murillo o fray Bartolomé de las Casas, en los que se han invertido unos 200.000 euros.

El propio Torrijos anunció que se está trabajando en la elaboración de un catálogo de los monumentos de la ciudad, en el que se han registrado 1.352 bienes, destacando por su número los retablos cerámicos, las placas conmemorativas, los monumentos públicos y las esculturas urbanas.

Este documento, que estará a disposición de los usuarios en un corto periodo de tiempo, pretende "dar a conocer la enorme riqueza patrimonial de Sevilla".

Su publicación viene precedida por la polémica surgida respecto a la ubicación de las esculturas en la ciudad, un debate agudizado por el proyecto de escultura para la Duquesa de Alba.

En este sentido, el delegado de Cultura, Bernardo Bueno, en recientes declaraciones invitó al Consistorio a revisar la calidad de las estatuas ya que "algunas no reúnen las características que deben tener". Bueno solicitó la elaboración de una norma, similar a la de Barcelona, que garantice que no sean "un mobiliario más". 

  • 1