Un monumento recuerda a los primeros habitantes del barrio de San José de la Rinconada

La estructura preside el Paseo del Almonazar creado gracias al soterramiento del arroyo. Incluye tres elementos clave del lugar: Torre del Cáñamo, la estación de trenes y la azucarera.

el 25 may 2010 / 18:36 h.

Javier Fernández y Alfredo Sánchez Monteseirín presidieron el acto con los vecinos.

El agua, que en forma de arroyo dividía la población y amenazaba con riadas; la fábrica de azúcar, motor de la prosperidad y crecimiento; y la estación de ferrocarril, que facilitó las comunicaciones con áreas en auge, fueron los tres elementos que marcaron el devenir del barrio de San José, en La Rinconada. Es la teoría de los veteranos del lugar que asistieron al homenaje que les dio el Ayuntamiento de La Rinconada, con la inauguración de una fuente, por haber sido los primeros pobladores del lugar. Sus recuerdos se remontan a un poblado de no más de 100 chabolas. Hace ya 80 años de aquello.

"Mirábamos mucho al cielo ya que una tormenta significaba inundación irremediable y destrozos muy grandes en nuestras chozas", recuerda Ángel Iglesias Camacho, vecino de 80 años que llegó a San José con 12 meses.

El alcalde de La Rinconada, Javier Fernández (PSOE), y su homólogo de Sevilla, en calidad de presidente de la empresa metropolitana de agua Emasesa, Alfredo Sánchez Monteseirín, inauguraron la noche del pasado lunes la fuente ubicada en el Paseo del Almonazar, un monumento alzado en este barrio como símbolo del crecimiento del núcleo y que homenajea a las primeras familias que decidieron instalarse.

Su estructura rinde también homenaje a la estación de trenes, la azucarera y la Torre del Cáñamo, parte fundamental de la génesis, el desarrollo y el crecimiento de La Rinconada. En la inauguración, además de los veteranos del municipio, y el escultor Manuel Molero, autor de la fuente, estuvieron representantes de muchas asociaciones.

"Esta fuente reconoce el esfuerzo y el trabajo que durante tanto tiempo realizaron aquellos que decidieron venirse a vivir aquí, que en un primer momento se ubicaron en chozas, y que gracias a su constancia pudieron salir adelante y asentarse en un municipio que desde sus inicios estuvo marcado por el avance continuo", aseveró el alcalde.

La fuente, financiada por Emasesa con un total de 132.000 euros, se adentra en la historia de un pueblo y en el avance del mismo a través del tren. Tiene una composición general y un desarrollo conceptual que introduce, de un golpe de vista, al momento retenido del tren a su paso por La Rinconada y a la visión de una obra pública con aires de modernidad. Para ello representa tres chimeneas centrales y tres convoyes ferroviarios, cada uno de los cuales alude a las diferentes tecnologías de la historia del medio de transporte que cruzaba el pueblo con mayor asiduidad. Las chimeneas, colocadas en el espacio según su tamaño, coinciden con su respectiva máquina de vapor, confiriéndole unidad al conjunto en una glorieta.

  • 1