Local

Un motín deja 18 muertos en una cárcel de Irak

Enfrentamiento entre fuerzas de seguridad y reos vinculados a Al Qaeda.

el 08 may 2011 / 18:26 h.

TAGS:

Al menos 18 personas murieron ayer como consecuencia de un enfrentamiento entre las fuerzas de seguridad y un grupo de presos vinculados a Al Qaeda en una cárcel del Ministerio iraquí del Interior en Bagdad, según un balance oficial de las autoridades.

Entre los fallecidos figura un importante dirigente de Al Qaeda conocido como el Emir de Bagdad, acusado de planificar el atentado perpetrado el pasado mes de octubre contra una iglesia cristiana en el que murieron 50 personas, según informó el portavoz de las fuerzas de seguridad en Bagdad, el general Qassim al Musaui.

El incidente se produjo en la sede de una unidad antiterrorista en el distrito de Karrada, en pleno centro de Bagdad, después de que un preso arrebatara la pistola a un guardia, matara a varios agentes y funcionarios del Ministerio del Interior y repartiera armas entre otros presos, según el general Al Musaui.

"Las fuerzas de seguridad y los guardias reaccionaron en la cárcel del departamento contraterrorista y mataron a 11 terroristas presos, entre ellos Huthaifa al Bataui, el Emir de Bagdad, quien estaba acusado del planificar el ataque contra la iglesia", añadió.

Siete agentes de las fuerzas de seguridad murieron y uno resultó herido, precisó el general Al Musaui, quien aseguró que la situación en la cárcel ya está bajo control y que ningún preso se ha dado a la fuga.

Al Bataui fue detenido el pasado mes de noviembre junto con otras once personas en el marco de las investigaciones sobre el asalto a la iglesia de Nuetra Señora de la Salvación, perpetrado el pasado 31 de octubre en plena misa dominical.

Decenas de rehenes y agentes de Policía murieron durante la operación de rescate de los más de cien católicos secuestrados en el interior del templo. Se trató del atentado más sangriento contra la minoría cristiana desde el comienzo de la invasión liderada por Estados Unidos, en marzo de 2003.

Las fuerzas de seguridad iraquíes se encuentran en estado de máxima alerta desde la muerte del líder de Al Qaeda, Osama bin Laden , quien fue abatido el pasado lunes por un comando especial del Ejército estadounidense en Pakistán.

 

  • 1