Local

Un mural en las canteras

En los últimos años, el pintor y escultor Francisco Valdivia, a punta de cincel y talento, se ha abierto camino configurando en el jardín del Coto de las Canteras un espectacular museo que ostenta la consideración del mayor auditorio de altos relieves ibero contemporáneos de España al aire libre.

el 15 sep 2009 / 11:22 h.

TAGS:

En los últimos años, el pintor y escultor Francisco Valdivia, a punta de cincel y talento, se ha abierto camino configurando en el jardín del Coto de las Canteras un espectacular museo que ostenta la consideración del mayor auditorio de altos relieves ibero contemporáneos de España al aire libre.

El artista lleva años trabajando en el municipio de Osuna en la obra de un mural de altos relieves que ya, posiblemente, se puede considerar incluso el más grande del mundo.

Entre la simbología y el misterio, en el mural, de más de 130 metros cuadrados, va capturando una escena cotidiana que abarca de lo simple a lo complejo. Fantasía, realidad, sabiduría, superación? armas de un artista que, incansable, todas las mañanas acude al espacio del Coto las Canteras a esculpir una gigantesca obra donde lo mejor de su imaginación va quedando grabado sobre el albero de los muros del recinto.

Pese a que el escultor no pensó en una fecha para la terminación de su obra, cree que en unos meses la tendrá concluida, siendo para entonces deleite de todos cuando sea inaugurada.

Las características del Coto de las Canteras, el enclave y la magia del entorno desbordan la inspiración del creador, que va dejando numerosas obras terminadas a lo largo y ancho del recinto. Y todo ello, gracias a Jesús Ramos, dueño del local, que demuestra una vez más su filosofía y consideración de que el buen hacer y el gusto por el arte, no están reñidos con el negocio. Se trata éste de un espacio dedicado a la hostelería y a los más variados eventos culturales.

Si hace unos años estas obras eran inconcebibles, para su autor no hay límites en la dimensión de su creatividad. Espera alcanzar en el futuro retos aún mayores y tallar figuras de más de 14 metros de altura que él imagina al abrigo de sus pensamientos. Y aunque las obras de este vecino de la villa ducal sin duda nos trasladan por galerías y recodos de la sociedad e historia ibera de Osuna, no se puede negar el protagonismo y la dimensión del legado de su creador como un bien para la cultura más allá de las generaciones venideras.

  • 1