Local

Un narco avisó del robo de droga 4 meses antes de descubrirse

Un narco sabía en febrero de 2008, cuatro meses antes de que se robara la droga de la Jefatura, que uno de los alijos había sido sustituido por sulfato.

el 01 dic 2009 / 21:21 h.

TAGS:

La juez ha denegado de nuevo la libertad a Violeta S.G., una de las imputadas en el caso.

En febrero de 2008, cuatro meses antes de que se descubriera que 150 kilos de droga habían sido robados de la Jefatura de Blas Infante, un narco dio pistas del mismo en un juzgado y a uno de los jefes de la unidad antidroga (Udyco) ahora imputado en el caso. Esta persona ha declarado recientemente como testigo en el Juzgado de Instrucción 19, que investiga la sustracción, aunque no ha dado ningún dato relevante sobre cómo supo que la droga de un alijo concreto había sido sustituida por sulfato cálcico, según informaron fuentes del caso.

Este testigo, que tiene antecedentes por tráfico de droga y ha ingresado varias veces en prisión, es el padre de uno de los narcos detenidos en la operación Gran Vía, cuyos alijos incautados han sido uno de los afectados por el robo. El padre del detenido acudió al Juzgado de Instrucción 9 para reclamar la libertad de su hijo alegando que lo que se le había intervenido no era droga, sino "sulfato cálcico", aunque el juez no llevó a cabo ninguna diligencia ante la falta de credibilidad del testimonio, máxime siendo el padre de un imputado.

Esta persona dijo en su declaración que le contó lo mismo a uno de los jefes de la Udyco, imputado por conocer el robo antes de que se descubriera y no denunciarlo, de ahí que el testimonio de este testigo haya podido servir de base para argumentar la supuesta implicación.

El robo fue descubierto en junio, y salió a la luz pública un mes después, cuando los contraanálisis de un alijo incautado en el aeropuerto de San Pablo en la denominada operación Maleta dieron negativo. Entonces se descubrió que esta droga había sido sustituida por paracetamol, que según han confirmado fuentes del caso, también estaba en el interior del almacén de la Jefatura del que se sustrajo la droga. La sustancia había sido intervenida en una de las operaciones llevadas a cabo en Dos Hermanas y era usada para cortar la droga. El paracetamol estaba dentro de un bidón custodiado junto a los estupefacientes y fue usado para elaborar los paquetes que sustituirían la cocaína y heroína.

El Juzgado de Instrucción 19 abrió entonces una investigación en la que se descubrió que uno de los alijos cambiados eran los de la operación Gran Vía, por lo que le reclamó a Instrucción 9 la información sobre la misma, momento en el que un funcionario dijo que recordaba que un hombre se personó allí alegando que la droga intervenida a su hijo era en realidad sulfato cálcico.

Este narco también colaboró en la investigación realizada por Asuntos Internos, que además de la imputación de los tres jefes de la Udyco, acabó con un agente en excedencia detenido -Lars S.M.-, así como su mujer y dos supuestos colaboradores -un matrimonio que fue arrestado en Islantilla-. La juez lo citó a declarar el 18 de noviembre, pero el narco dijo que sabía que no era droga porque mandó a analizar un trozo que se encontró en el piso de su hijo a un laboratorio farmacéutico que, "verbalmente", le dijo que era sulfato.

Asimismo, la juez ha vuelto a denegar la libertad a Violeta S.G., una de las supuestas colaboradoras de Lars, por lo que será ahora la Audiencia la que decida.

  • 1