domingo, 24 marzo 2019
22:50
, última actualización
Local

Un ‘narco’ muerto y tres heridos en un naufragio

Cayeron en las hélices de la nave durante una persecución.

el 25 mar 2010 / 20:45 h.

TAGS:

Un marroquí de 33 años murió ayer y tres compatriotas suyos resultaron heridos al caer sobre las hélices de la lancha neumática en la que navegaban; la embarcación, dedicada al narcotráfico, estaba siendo perseguida por una patrullera de la Guardia Civil en aguas de Granada y, en una de las maniobras de la persecución, se produjo el accidente.

Los hechos, según la información aportada por el Instituto Armado, comenzaron en torno a las 16.00 horas, cuando tuvieron conocimiento de que un remolcador que navegaba a 25 millas al sur de Motril había avistado una semirrígida con dos o tres ocupantes que, al verse sorprendidos, arrojaron al mar unos paquetes de los habituales en el tráfico de hachís procedente del norte de África. Los ocupantes de la nave tiraron también una garrafa vacía de gasolina de unos 25 litros, mientras tomaban rumbo norte, hacia la costa. Mientras se alertaba a otras provincias, los radares del Sistema Integral de Vigilancia Exterior (SIVE) detectaron otra embarcación "sospechosa" rumbo a Almuñécar, por lo que la Patrullera Río Aragón fue movilizada para interceptar a esta segunda barca.

A las 17.35 horas y a ocho millas de la Punta de la Mona, la patrullera pudo avistar la embarcación, una neumática de seis metros de eslora, negra y dos motores fuera borda de 85 caballos. Los presuntos narcos emprendieron la huida con "peligrosos movimientos en zig-zag" para dificultar el seguimien- to de los agentes, que hicieron uso de sus señales acústicas y luminosas e intentaron situarse en paralelo a unos 25 o 30 nudos, a la distancia de 20 a 30 metros.

En uno de los giros, la embarcación se acercó demasiado al casco de la patrullera y el patrón de ésta última se vio obligado a virar hacia el lado contrario para evitar una colisión. La pequeña embarcación, al afrontar el desplazamiento de agua que forma lateralmente una embarcación de las dimensiones de la patrullera en una maniobra de viraje, perdió el contacto con el agua y con ello su estabilidad, saltando por el aire sus ocupantes, con la mala fortuna de caer sobre los motores y las hélices. Como consecuencia del accidente, falleció uno de los ocupantes -al que le constaban numerosos antecedentes por narcotráfico-, resultando heridos con magulladuras y cortes sus compatriotas, que fueron evacuados a Motril, donde fueron atendidos por los servicios médicos de emergencia y trasladados en ambulancias hasta el Hospital de Santa Ana. Se espera que evolucionen favorablemente de unas heridas que no hacen temer por sus vidas.

  • 1