Un nazareno edita un libro con expresiones curiosas de los pueblos de Andalucía

¿Sabe usted lo que es un papacheco? ¿Cuando le hablan de una almeja piensa en un tractor? Pues esos términos existen en Andalucía como cosas muy cotidianas.

el 05 ene 2010 / 22:20 h.

David Hidalgo, en una cabina de Canal Sur radio.

El periodista nazareno David Hidalgo acaba de publicar el libro Hablas y Palabras, de la editorial Almuzara. Es la segunda parte del libro de Palabrario Andaluz, que recoge las expresiones de los pueblos de Andalucía más extrañas e incluso términos que significan una cosa en un pueblo y otra muy distinta en el municipio vecino.

El ejemplar ha divertido mucho hasta a su autor: "En la radio -trabaja en Canal Sur- me han ido contando los términos más curiosos de cada localidad, y este libro recoge 500 entrevistas que he hecho en nueve años".

David ha editado la segunda parte, y lleva recogidas ya, entre este libro y el anterior, mil términos curiosos de uso común en muchos pueblos, sin embargo en este libro como novedad, también se adjunta un CD con las grabaciones de la radio de las personas que explican los significados de cada palabra. Allí se podrá saber por qué en pueblos de Cádiz una cigala es un tractor, y no el molusco que se degusta estos días.

En Barbate (Cádiz) existe el término papacheco para referirse al órgano sexual femenino, debido a que un conocido del pueblo, de apellido Pacheco, que al ver a su mujer señalaba su vagina y decía: "¡Esto, pá Pacheco!"

David también ha descubierto algunos términos curiosos en su Dos Hermanas natal: la profesión de cagaor, un término que se acuñó cuando el sector agrícola estaba al alza. A la hora de sembrar, los agricultores se colocaban, con sus mulos, formando 12 hileras paralelas, la siembra no paraba y si un campesino tenía que ir al baño para hacer sus necesidades, el cagaor se encargaba de sustituirle durante ese tiempo. "Un jugador de banquillo que se dice en fútbol", bromea David.

Pero no sólo hay términos en este libro, sino también expresiones coloquiales autóctonas. Una de las más curiosas la encontró David en Zaraján, de la provincia de Málaga, donde para referirse a un hombre o mujer que había sido engañado por su marido o esposa, se dice que "pertenece a la cofradía de San Marcos", en alusión a que este santo en la Biblia está representado con la figura de un toro.

  • 1