miércoles, 23 enero 2019
10:46
, última actualización
Deportes

Un nuevo ídolo ruge en Nervión

Krychowiak fue uno de los grandes nombres propios del Sevilla en un partido que exigió un gran derroche de fuerzas. Su buen hacer, clave para sostener al equipo.

el 25 sep 2014 / 09:37 h.

SEVILLA - FEYENOORD La dupla formada por Krychowiak y Mbia está llamando la atención de todos: Foto: EDD. Llegó siendo un desconocido para el gran público –e incluso para muchos profesionales– y muy mal tendrá que hacerlo para que  tire por la borda la gran campaña que está labrando partido tras partido. Podrá lesionarse, tener altibajos de rendimiento, pero difícilmente Krychowiak podrá bajarse del carro al que se ha subido sin pedir permiso. Emery le dio galones nada más llegar al plantel y el internacional polaco está respondiendo con creces a esa confianza. Más centrado en el trabajo defensivo que en la creación de juego, aunque tiene calidad en el último pase y el equipo debería aprovecharlo más, Krychowiak fue, posiblemente, el mejor futbolista del Sevilla ante la Real Sociedad. Aunque el conjunto nervionense tuvo ocasiones para lograr una victoria más clara, lo cierto es que también necesitó remangarse hasta lograrla. Su rival no le puso las cosas fáciles, sino más bien todo lo contrario, y ahí la labor del polaco fue muy valiosa. Junto a Mbia, Krychowiak forma un tándem en el centro del campo que está llamando la atención de todos. Fuerza e intensidad durante todo el partido, alto nivel de respuesta en el juego áereo, oficio... Muchas virtudes que se imponen a los posibles defectos tanto individuales como en lo que a juego colectivo se refiere y que, a día de hoy, están dando un gran resultado al equipo. Krychowiak sigue sumando en este arranque de temporada y la afición ya ve en él a un nuevo ídolo. Si algo gusta, es la implicación, el derroche de fuerzas, y este futbolista es generoso en el esfuerzo a más no poder. Que llegue lejos está en su mano. El Sevilla lo disfruta.

  • 1