Local

Un nuevo museo exhibirá piezas colombinas y sacras

La parroquia de Santa María la Blanca de Los Palacios y Villafranca cumple un sueño que mantuvo desvelados a los últimos sacerdotes que pasaron por aquí: construir un museo en el que mostrar piezas colombinas o sacras que la historia fue olvidando. Hoy se inaugura.

el 15 sep 2009 / 06:58 h.

TAGS:

La parroquia de Santa María la Blanca de Los Palacios y Villafranca cumple un sueño que mantuvo desvelados a los últimos sacerdotes que pasaron por aquí: construir un museo en el que mostrar piezas colombinas o sacras que la historia fue olvidando. Hoy se inaugura.

El museo, financiado entre la propia parroquia y la Sacramental, se ubica en las dependencias de un primer piso de 40 metros cuadrados, justo arriba de la sacristía. El hermano mayor de la Sacramental, José Dorante, explicó que su construcción supuso nueve meses de trabajo intenso y un presupuesto de 35.000 euros, de los que aún faltan por pagar 12.000, por lo que ahora se confía en los donativos del pueblo.

Entre las 130 piezas que se muestran en las vitrinas y expositores del museo, destacan varias casullas que los Reyes Católicos regalaron al primer párroco del pueblo, Andrés Bernáldez. Fue el cura que llegó en 1488 y que alcanzó el sobrenombre de cronista de los Reyes Católicos por su minuciosa labor de registrador del acontecer nacional en los márgenes de sus libros de archivo.

Precisamente en su casa, ubicada en la calle a la que da nombre y por la que se establece la entrada al museo, a la espalda de la parroquia, se cree que durmió el mismo Cristóbal Colón antes de emprender uno de sus viajes al Nuevo Mundo. Las casullas, que llevaban un siglo mezcladas con otras de uso diario en el armario común de la sacristía, se podrán contemplar ahora como verdaderas joyas a través del cristal.

El museo también alberga numerosas piezas del siglo XVIII, la época en la que el principal templo de este pueblo del Bajo Guadalquivir, datado en el siglo XV, cobra su impulso definitivo. Entre otros elementos, se expone el primer libro de difuntos de la parroquia, un palio en plata de ley de la misma época, una manga, varios cálices de plata, dos faroles de latón y plomo, las antiguas lámparas de cristal del templo y un antiquísimo óvalo de la Virgen del Rosario.

El principal asesor en la construcción del museo, que ya tiene todo a punto, fue el propio párroco, José María Guzmán Sánchez de Alva. En cuanto a la entrada al museo será, "por ahora", libre y gratuita. En este sentido, esta noche será inaugurado de manera oficial y partir de la semana que viene se establecerá un horario para el público, según aseguraron sus promotores, quienes están convencidos de que la visita no defraudará a nadie.

  • 1