martes, 13 noviembre 2018
19:37
, última actualización
Local

Un nuevo problema en el motor del A400M retrasará su entrega

Francia recibirá su primer avión en 2013, pese al esfuerzo de Airbus military por hacerlo antes de final de año.

el 05 jul 2012 / 11:45 h.

TAGS:

Airbus Military, la compañía responsable de la producción del A400M, estaba enfocando todos sus esfuerzos para entregar el primer avión a cliente, las Fuerzas Aéreas Francesas, antes de final de año como muestra de que, tras numerosos problemas con el avión que se ensambla en Sevilla -muy localizados en sus motores-, el programa había logrado reconducirse.

Sin embargo, un nuevo contratiempo en el motor dará al traste con ese objetivo y la compañía ya habla de que cumplirá los plazos pactados en el contrato, pero que ofrecen de margen hasta el primer trimestre de 2013.

El enésimo quebradero de cabeza se detectó la semana pasada en la caja reductora, cuyo material no está soportando bien la fatiga y contamina con partículas metálicas el sistema de aceite del motor.

Esta contrariedad "adicional" ha obligado a Airbus Military a cancelar los vuelos de exhibición que el avión número 6 tenía programados en el marco de la feria aeronáutica de Farnborough, la segunda cita más relevante para esta industria, que se desarrollará del 9 al 15 de este mes en el Reino Unido.

Para evitar riesgos el avión podrá contemplarse estático sobre la pista, donde mostrará por primera vez la bodega de carga sin la instrumentación de los ensayos en vuelo, pero no despegará, ya que la exhibición implica maniobras de cierta complejidad y a baja altura, reseñaron fuentes de Airbus Military, que abundaron en que el avión se halla aún en fase de ensayos.

El avión de transporte militar perderá así otra oportunidad para mostrar sus capacidades e incentivar el interés de potenciales clientes y vuelve a dar la imagen de que el programa no termina de madurar.

Será la segunda vez que el A400M se quede en tierra y vuelva a ver frustrado su estreno en vuelo ante toda la industria aeronáutica. Ya le ocurrió en la última edición de la cita francesa de Le Bourget, donde había generado grandes expectativas que no pudieron verse satisfechas también por culpa del motor.

En aquella ocasión, un incidente con la estructura que protege la caja de engranajes, que se partió durante uno de los vuelos, impidió su debut. Ahora, de nuevo, toca esperar.

  • 1