Deportes

Un nuevo pulso para que la Liga española no sea cosa de dos

El Sevilla recrudece la batalla por los ingresos televisivos tras el anuncio de huelga por parte de la LFP. Las abismales diferencias en el reparto contrastan con las de otros países, y el club no piensa fomentarlas.

el 26 mar 2011 / 22:29 h.

La batalla por un reparto más justo de los derechos de televisión se ha recrudecido tras el anuncio de huelga por parte de la Liga de Fútbol Profesional para la jornada de los próximos 2 y 3 de abril. La LFP no ve avances en su intento de retirar la llamada Ley de Interés General, que prevé ofrecer al menos un partido de Liga por jornada de forma gratuita.

En los últimos tiempos, el Sevilla se ha convertido en uno de los líderes de la oposición al actual status del fútbol español, y ahora vuelve a hacerlo junto a los otros cinco clubes (Villarreal, Real Sociedad, Athletic, Zaragoza y Espanyol) que se oponen a la huelga. "No apoyaremos nunca una medida, ni de minorías ni de mayorías, que pretenda conseguir más dinero para que los beneficiados sigan siendo Real Madrid y Barcelona y las distancias económicas con el resto sean cada vez más grandes", argumentó José María del Nido hace unos días.

El sistema de negociación individual creado en los años 90 para explotar el deporte rey ha favorecido siempre a Real Madrid y Barcelona, y con el paso de los años ha provocado una enorme brecha que hoy en día ya no todos están dispuestos a vivir.

DOS BANDOS FRENTE A FRENTE. El Sevilla es uno de los opositores a prolongar ese status. A finales de 2010, trece clubes de Primera y dieciocho de Segunda se mostraron de acuerdo con un reparto que otorgaría a Real Madrid y Barcelona el 17% de los ingresos para cada uno; a Valencia y Atlético, el 5,5% para cada uno; un 45% a repartir entre los otros dieciséis equipos de Primera; el 9% entre todos los de Segunda; y un 1% como compensación para el descenso. Todo ello a partir de la temporada 2015/2016.

El Sevilla, en cambio, propone que el 40% se distribuya a partes iguales entre los clubes de Primera y el 60% en función de una serie de variables: audiencias y pinchazos de PPV, resultados deportivos en las últimas cinco temporadas, clasificación histórica por puntos, clasificación de la temporada y resultados que se obtengan en la Copa del Rey.

El asunto quedó en un segundo plano hasta hace unos días. La LFP quiere acabar con el fútbol gratis y ha anunciado una huelga. El Sevilla apoya la idea de regular de otro modo el fútbol en abierto "pero siempre y cuando este reparto no signifique que los más grandes van a tener mayor diferencia de ingresos que los demás". Y como entiende que la huelga lo haría, se opone a ella.

LAS DIFERENCIAS HABLAN POR SÍ SOLAS. El Sevilla sigue luchando por una venta centralizada de los derechos, a imagen de las principales ligas europeas. La pasada temporada, Real Madrid y Barcelona ingresaron 140 millones de euros por derechos audiovisuales; Atlético y Valencia, 42; el Villarreal, 25; y el Sevilla, 24. La diferencia con los que menos ingresaron fue brutal: hasta 128 millones. En Inglaterra, en cambio, apenas 24 millones separaron al que más cobró del que menos; en Francia, 36; y en Alemania, 15.

  • 1