Local

Un octogenario mata de una puñalada a su hijo

Un octogenario mató de una puñalada por la espalda a su hijo, de 46 años, en una discusión en un segundo piso de la avenida de Daroca, en Madrid. El 112 recibió el aviso de un viandante a las 16.21 horas.

el 15 sep 2009 / 02:13 h.

TAGS:

Un octogenario mató ayer de una puñalada por la espalda a su hijo, de 46 años, en una discusión en un segundo piso de la avenida de Daroca, en Madrid. El 112 recibió el aviso de un viandante a las 16.21 horas, que presenció cómo los padres del fallecido pedían auxilio por la ventana de su vivienda familiar, en el distrito de Vicálvaro.

Los sanitarios del Samur y de Protección Civil llegaron al lugar de los hechos minutos después y sólo pudieron certificar la muerte del hombre, que presentaba una herida blanca penetrante en la parte izquierda de la espalda, que le alcanzo órganos vitales. El hombre, que fue apuñalado media hora antes, perdió mucha sangre. Los psicólogos del Samur atendieron a la madre de la víctima, una anciana de 76 años, que presenció la reyerta.

La Policía Local acordonó la zona del siniestro, a la que se desplazaron agentes del Cuerpo Nacional de Policía, que procedieron a la detención del presunto homicida. Ni el agresor ni la víctima, ambos españoles, tenían antecedentes penales.

El octogenario vivía con su hijo y su mujer en el barrio "de toda la vida" y era propietario de una galería de alimentación y un bar, según comentaron algunos vecinos, que dijeron que los tres "se llevaban bien" y que era habitual verles pasear juntos por la calle.

Hijo único. Los vecinos aseguraron que el fallecido era hijo único del matrimonio y que, debido a la avanzada edad de sus padres, "les cuidaba y se ocupaba de los negocios" de la familia. Otros vecinos apuntaron a que el parricida poseía también varias plazas de garaje y que "un tío suyo empezó a hacer dinero en el barrio hace 40 años con la construcción de edificios".

Los que conocían a la familia señalaban que los tres eran "muy campechanos", que "saludaban a todo el mundo" y que solían sentarse en los bancos del Campus de la Universidad Rey Juan Carlos, cercano a su casa.

Durante toda la tarde de ayer, unas 200 personas se agolparon en el lugar del siniestro, hasta que, sobre las 19.00 horas, fue retirado el cuerpo del fallecido.

  • 1