Local

Un pacto contra los guetos

Evitar la formación de guetos en barrios con elevada población inmigrante. Ése es el objetivo del plan anunciado ayer por el Gobierno central y la Junta. La iniciativa comenzará este año, beneficiará a 15 barrios de Almería, Granada y Cádiz.

el 15 sep 2009 / 23:46 h.

TAGS:

Evitar la formación de guetos en barrios con elevada población inmigrante. Ése es el objetivo del plan anunciado ayer por el Gobierno central y la Junta. La iniciativa comenzará este año, beneficiará a 15 barrios de Almería, Granada y Cádiz y está dotada con tres millones de euros.

Se trata de un programa piloto que podrá extenderse a otras zonas de Andalucía y de España, según explicaron ayer en Granada la secretaria de Estado de Inmigración y Emigración, Consuelo Rumí, y la consejera andaluza de Gobernación, Cristina Aguilera. El plan, que se desarrollará con la implicación de los servicios sociales de los ayuntamientos y con la participación de las ONG, está destinado a favorecer la integración social en barrios de Granada, Almería y Cádiz con gran presencia de población inmigrante.

La iniciativa va dirigida a actuar en el territorio en el que conviven familias españolas con otras venidas de fuera que buscan "un futuro mejor", explicó Consuelo Rumí.

La llegada de población extranjera a estos barrios, señaló la secretaria de Estado de Inmigración y Emigración, ha puesto de manifiesto que los servicios "no siempre están adaptados a la situación", lo que puede provocar fenómenos de exclusión social, creación de guetos o problemas en la convivencia, por lo que ha considerado "necesario", prevenir estos conflictos antes e que se conviertan en "irresolubles".

En Andalucía, este plan se desarrollará a lo largo de 2009 en el barrio de Las 200 Viviendas de Roquetas de Mar (Almería), en El Puche y La Fuentecilla de la capital almeriense; en La Piñera, el Saladillo y la zona del Mercado de Abastos de Algeciras (Cádiz); y en ocho barrios de la zona Norte de la capital granadina Granada (Almanjáyar, La Paz, Cartuja, Casería de Montijo, Parque Nueva Granada, Campo Verde, Rey Badis y parte de Joaquina Eguaras).

La consejera de Gobernación, Clara Aguilera, puntualizó que se han seleccionado estos barrios porque reúnen dos requisitos clave: una gran presencia de población inmigrante y unas "determinadas" condiciones sociales especiales que pueden llevar a la exclusión de ciertos colectivos.

"No están estigmatizados". "Estos barrios no están estigmatizados", aclaró Aguilera. Para la consejera andaluza, "hacer efectiva la igualdad en el acceso a bienes y servicios y crear actitudes favorables en la población de acogimiento" es el centro de esta iniciativa piloto, cuya metodología de intervención ya se ha aplicado en proyectos financiados por la Comisión Europea.

Este programa piloto actuará en las áreas de la integración comunitaria, laboral y socioeducativa, así como en la participación ciudadana y la sensibilización social. Las áreas sobre las que actuará el plan antiexclusión del Gobierno y la Junta suman una población de 90.000 habitantes.

La Cruz Roja será el colectivo encargado de desarrollar este proyecto en la capital granadina que, según su presidente, Francisco Escribano, pretende reforzar las bases de un "modelo de convivencia armonioso e inclusivo en el que van a trabajar con los colectivos más vulnerables", además de un "instrumento de lucha contra al pobreza".

El enfoque de la actuación se centra en la promoción del encuentro de los colectivos desde la igualdad, para favorecer el enriquecimiento mutuo, para lo que se buscará la participación de las asociaciones de cada barrio.

El alcalde de Granada, José Torres Hurtado (PP), confió en que esta iniciativa, unida a las que se desarrollan en este barrio desde hace años, "sea la luz al final de túnel" para resolver los problemas de esta zona de la capital.

  • 1