martes, 19 febrero 2019
19:26
, última actualización
Local

Un pago de la caja B de Correa vincula Bormujos con el Gürtel

Crespo recibió 3.000 euros antes de la moción contra el PSOE en 2005

el 27 jun 2010 / 18:42 h.

TAGS:

Baldomero Gaviño, escoltado por la Policía Local el día de la moción de censura.

La sombra de la trama Gürtel sobrevuela otra vez sobre la moción de censura que le arrebató hace cinco años la Alcaldía al PSOE de Bormujos. Si el sumario del caso ya recogía las revelaciones de uno de los imputados que aseguraba que el concejal del AIB La Paloma, José Sanchez, fue sometido a un presunto soborno por parte del número 2 de la trama y ex secretario general del PP gallego Pablo Crespo, ahora ha saltado a la luz pública que ese dinero salió directamente de la caja B de Francisco Correa, líder de la trama, que le hizo entrega de un sobre con 3.000 euros el 21 de diciembre de 2004, dos semanas antes de que se votara la citada moción. Según adelantó ayer el diario Público, ese pago se recoge en un apunte de la contabilidad en negro de la trama y tiene como destinatario a Jesús Calvo Soria, un empresario madrileño al que ya se vinculó en su día con los supuestos casos de corrupción de Camas y Bormujos.

De hecho, este hombre confesó en un juicio sobre estos casos celebrado en 2006 que pagó una noche de hotel a los concejales del Partido Democrático de Bormujos -que recuperó la Alcal- día con esta moción-, la por aquel entonces edil del PP y ahora alcaldesa, Ana Hermoso; y el citado tránsfuga del IAB La Paloma, justo el día antes de la moción.El pago de 3.000 euros se supone, en cualquier caso, que sería sólo una parte del dinero que supuestamente se utilizó para el soborno, aunque sí viene a apoyar las declaraciones realizadas por José Luis Peñas, denunciante y a la vez imputado, ante Antonio Pedreira, juez instructor del caso Gürtel. Al ser cuestionado sobre una operación en Sevilla, Peñas menciona que Crespo "había bajado disfrazado a Bormujos" para entregar "una maleta con dinero". "Iba con una peluca y con gafas oscuras para que no se le reconociera", confiesa. Cuando Pedreira le pregunta sobre a quién iba dirigido ese dinero, confiesa que su destinatario era "el tránsfuga".

Es decir, el testimonio ofrecido por Peñas apunta a Sánchez, que apoyó al partido de Gaviño y que fue después imputado por un presunto caso de soborno que finalmente fue archivado de manera provisional a finales de 2006 por falta de pruebas. Peñas insistía en que tras estas compensaciones se escondía la intención de "desbancar al gobierno para crear uno nuevo que posibilitara un escándalo urbanístico" que estaba relacionado con la recalificación de un proyecto de ciudad sanitaria de lujo. Además, en su testimonio ante el juez insiste en que fue Tomás Martín, también imputado en la trama, el que ofreció el pacto a Sánchez. "Te vas del partido, te vienes con el mío y yo me comprometo a hacerte teniente de alcalde, pero tú me tienes que aprobar todos los planes urbanísticos que yo te digo en un documento firmado", detalla Peñas en las declaraciones recogidas en el sumario. Correa, por tanto, efectuó ese pago que podría estar relacionado con un caso que conocía a la perfección. No obstante, el suma- rio también recogía unas grabaciones entre el cabecilla de esta trama con Peñas y Crespo, del 4 de octubre de 2006, en las que el primero aseguraba que Jesús Calvo Soria "iba a echar toda la mierda" sobre Máximo González, presidente del Consejo General de Enfermería. Y así fue poco después: Calvo le acusó de ayudar al que por aquel entonces era el alcalde de Bormujos, Baldomero Gaviño (PDB), en la moción como compensación por la asegoría gratuita que le prestó para exportar en un pueblo de Madrid (Majadahonda) el modelo de hospital y universidad de Bormujos.

  • 1