miércoles, 14 noviembre 2018
08:20
, última actualización
Cofradías

Un palio de los que ya no se hacen

Tres años de trabajo ha empleado Charo Bernardino en materializar las nuevas caídas del palio de la Sed, una joya del bordado

el 22 feb 2012 / 20:33 h.

  • Será el estreno patrimonial más sonado de la Semana Santa que ya se avecina. Tres años de incesante trabajo y decenas de carretes de oro fino y hojilla, ensartados por la experiencia y la sabiduría de la aguja de Charo Bernardino, han sido necesarios para que tomen forma las nuevas bambalinas del palio de la Sed, un proyecto largamente anhelado en Nervión y que recibirá las primeras caricias del sol el próximo Miércoles Santo.


    Inspiradas en la obra de ornamentación del genial Cayetano González sobre la fachada y la puerta principal de la parroquia de la Inmaculada Concepción, las nuevas caídas del palio de Santa María de Consolación constituyen, según el autor de su diseño, Rafael Rodríguez Guerra, todo un "compendio de simbología", un conjunto plagado de significado y que posee además un cuidado programa iconográfico.

    LEA LA NOTICIA COMPLETA EN LA EDICIÓN EN PAPEL DE EL CORREO

    • 1