Local

Un parque infantil rodeado de cristales rotos

Las pedanías del Parque infantil de los Descubrimientos están rodeadas de restos de cristales ocasionados por la falta de limpieza. Los padres se muestran preocupados y denuncian el riesgo que entraña para los pequeños

el 07 abr 2010 / 10:59 h.

TAGS:

Muchos padres acuden intranquilos a llevar a sus hijos al Parque infantil de los Descubrimientos, situado en el Paseo Juan Carlos I. El recorrido hasta llegar al mismo puede suponer un riesgo para los pequeños debido al elevado número de cristales esparcidos por el suelo. Los vecinos critican la dejadez del servicio de limpieza, que no presta atención a un problema que lleva bastante tiempo afectando a la seguridad de los críos.

El recorrido hasta llegar al parque puede ser muy peligroso. Los padres y los pequeños deben bajar unas escaleras que se encuentran llenas de cristales rotos, vasos de plástico o restos de colillas. Muchos padres denuncian esta situación: "Es una vergüenza que nadie se encargue de poner remedio" explica Rosa Martínez, vecina de la zona.

El principal motivo del estado de la zona es el botellón que algunos jóvenes realizan los fines de semana. Carmelo Maya, vigilante de seguridad del parque asegura que escucha romper las botellas en los muros que hay en la explanada situada justo antes de llegar al lugar de recreo de los pequeños, "se reúnen para beber y acaban tirando las botellas al suelo o contra la pared". Los jóvenes ocasionan bastantes ruidos y molestias pero, "no les puedo decir nada porque solo soy responsable del interior del parque". Además, también se han observado pintadas en las paredes del parque en las horas donde no hay vigilancia.

"Tengo que llevar al niño en brazos porque es un verdadero peligro, las entradas al parque están llenas de restos de vidrio", denuncia Mar Tejada, madre de un niño de 3 años. El lamentable estado de las entradas al parque lleva bastante tiempo sin dar solución al problema por lo que  muchos critican la dejadez de los servicios de limpieza "llevo desde el mes de enero haciendo fotos para que quede constancia del mal estado", afirma Tejada. No es la única que protesta "llevo varios años desde que me mude al barrio y la situación no ha mejorado para bien", asegura Pablo Gutiérrez, padre de otro menor.

Al tratarse de un parque que se encuentra en un lugar poco visible y algo escondido. Algunos piensan que puede ser el motivo por el que la zona no se encuentre demasiado cuidada: "no limpian porque no les mandarán por este sitio, no porque no quieran" opina Jesús Gil, vecino del barrio. La situación debe solucionarse cuando antes para evitar males mayores y no tener que lamentar accidentes en el futuro.

 

  • 1