Deportes

Un partido con aroma de final para el Écija de José Ángel Garrido

El técnico astigitano, que apostará por un 3-5-2, deberá asumir la baja de Manu Reina para recibir al potente Guadalajara.

el 29 sep 2013 / 10:15 h.

FUTBOL El Écija recibe hoy al Guadalajara. Foto: Diario de Cádiz. El otoño apenas se ha presentado en sociedad y el Écija Balompié, huérfano de triunfos, afronta una final sin matices. Con mayúsculas. El Deportivo Guadalajara, castigado a militar en Segunda División B por los tipos del chaqué y la corbata, rinde visita a San Pablo con el único aliciente de prolongar la sequía de los astigitanos y escalar hacia el play-off de ascenso, objetivo irrenunciable para cualquier recién descendido con principios. La semana ha sido convulsa en la Ciudad de las Torres, en la que un sector de la afición ha pedido el cese de José Ángel Garrido, el técnico del primer plantel y accidental director deportivo. Sin el apoyo público del consejo, en el que ninguna voz autorizada ha blindado al tosiriano, y con el nombre de Juanmi Puentenueva en las quinielas de las redes sociales, el preparador azulino tratará de revertir la situación negativa desde las 18.00 y con la firme convicción de recorrer el camino adecuado. El cuadro astigitano acumula 660 minutos en partido oficial sin vencer, una rémora que pesa en la conciencia de una plantilla joven y en la que uno de sus emblemas y capitanes, Úbeda, apenas reúne 22 años. Es el precio al atrevimiento en una categoría en la que los errores se pagan con la captura del preciado ejemplar. Para la cita, Garrido deberá asumir la ausencia de Manu Reina. Con ese panorama, el jiennense sí experimentará y apostará por un once inicial diferente. Los anfitriones tratarán de corregir su principal vicio, las segundas partes. Con 11 goles en contra, el registro más alto del torneo junto a Granada B y Sevilla Atlético, dos filiales plagados de bisoñez, el Écija ha recibido 9 dianas en los segundos tiempos, un defecto que le ha privado de sumar hasta 4 puntos, un botín con el que los de Garrido habitarían en la zona media y divisarían el play-off a sólo 3 puntos. El Guadalajara de Carlos Pérez Salvachúa aterriza en Andalucía con el delantero Quique, criado en la cantera del Valladolid y ex del Logroñés, en sus filas. Ya ha anotado 4 goles. Arbitrará el tinerfeño Cruz Quintero. Salvo sorpresa de última hora, Garrido apostará por un 3-5-2 con Antonio Joaquín y Ocaña en los carriles de ataque y el peligroso Javi Cabezas en la zona de falso ‘9’ junto al corpulento Plata. El trivote de la zona medular sería para Rubén Alonso, Francis Durán y Núñez.

  • 1