Local

Un partido con muchas suspicacias

Esta tarde en La Romareda, aparte de tres puntos, se dirimen muchísimas suspicacias por cuanto se juegan los dos equipos en liza. El Zaragoza, la misma vida, porque marcha cuarto por la cola.

el 15 sep 2009 / 02:46 h.

Esta tarde en La Romareda, aparte de tres puntos, se dirimen muchísimas suspicacias por cuanto se juegan los dos equipos en liza. El Zaragoza, la misma vida, porque marcha cuarto por la cola; el Betis, su salvación y permanencia en Primera División a siete partidos del final de la temporada. Todo ello adobado por las reclamaciones que hace unos días lanzó el equipo bético con todo tipo de argumentos y las que los zaragocistas vienen reclamando por los arbitrajes y errores claves en partidos decisivos, como el último en Valladolid. Así que con un ambiente de pro-salvación en las gradas y una presión añadida al colegiado hay que mirar con lupa este partido.

Tengo la impresión de que todo cuanto antecede puede tener una cierta influencia en el partido, aunque después pueden pesar también los nervios en los maños, mientras que el buen momento de juego que atraviesan los verdiblancos puede ser un peso más en las botas de los locales.

Lo único que no me gusta a priori es que sea un árbitro inexperto como el castellano-manchego Ontanaya López a quien le hayan dado tan enorme responsabilidad como la que conlleva este partido. De todas formas, hablar de antemano es muchas veces incurrir en errores. Esperemos un encuentro con emoción y con esos tres puntos tan importantísimos para Zaragoza y Betis.

  • 1