domingo, 16 diciembre 2018
01:19
, última actualización
Cultura

Un paseo por paisajes desconocidos

El Museo de Bellas Artes dedicará al paisajismo su primera exposición del año, con cuadros de fondos propios nunca expuestos y el estreno de un ‘San Jerónimo’ de Campaña

el 08 dic 2014 / 11:43 h.

TAGS:

El taller de restauración del Bellas Artes de Sevilla es estos días un hervidero. Allí es donde está calentando motores la primera gran exposición que va a celebrar el museo en 2015, una muestra dedicada al paisaje que tendrá lugar a partir de febrero. Para entonces ya se habrá ido de la sala de exposiciones temporales la colección de la Fundación Francisco Godia, que todavía puede verse hasta el 25 de enero, a la que tomará el relevo esta muestra paisajística montada con fondos propios del museo, aunque con alguna que otra sorpresa. RESTAURACION DE CUADROS PARA PROXIMA EXPOSICION Una de las restauradoras del Bellas Artes trabaja en una tabla. / José Luis Montero Por el taller está pasando ahora la treintena larga de obras que se colgarán en un par de meses, para retocar y refrescar unas piezas que en su mayoría proceden de los almacenes del Bellas Artes y no son fáciles de ver, hasta el punto de que varias de ellas nunca se habían expuesto antes. Entre las restauraciones más a fondo que se acometen destaca un cuadro que el museo tiene en depósito en el de Artes y Costumbres Populares, Hernán Cortés llegando a México, de Vicente Alanís, que de esta manera regresa a casa. Aunque la principal novedad de esta primera gran exposición del año va a ser la posibilidad de contemplar un San Jerónimo de Pedro de Campaña que la Junta de Andalucía adquirió en 1997 para el Bellas Artes. De hecho, tras la restauración a fondo de la que ha sido objeto y una vez terminada esta muestra, pasará a incorporarse a la colección permanente del museo. El porqué de una exposición sobre paisaje tiene varias explicaciones, empezando con que es un tema que nunca se ha tratado de manera propia en la pinacoteca. A esto se une que es un género fácil para el público y que permite exhibir piezas poco conocidas de fondos propios que, de paso, se retocan en el taller para mejorar su estado. Tampoco puede perderse de vista que una muestra de este tipo es sustancialmente más económica, algo a tener en cuenta en estos tiempos de presupuestos ajustados. La exposición invitará al visitante a hacer un recorrido por obras que van desde el arte medieval hasta el siglo XX. El objetivo es ilustrar las distintas formas en las que el arte, a lo largo de la historia, ha abordado la cuestión del paisaje, que empezó como algo secundario (un mero telón de fondo de la escena principal) hasta independizarse y convertirse en un género en sí mismo. RESTAURACION DE CUADROS PARA PROXIMA EXPOSICION El paisaje se ha convertido en género propio. / J.L. Montero La muestra hará una referencia a la escuela paisajística de Alcalá de Guadaíra, la única que merece tal nombre en la provincia, ya que no puede decirse que algo similar haya existido en una Sevilla cuyos gustos durante mucho tiempo se centraron más en una visión romántica plagada de flamenco y toros. Teniendo en cuenta que los paisajes más conocidos y de mayor valor sí están colgados en el museo, esta exposición permitirá asomarse a obras en algunos casos muy poco conocidas. Entre los paisajes habrá reproducciones fieles de la realidad o escenarios ficticios, que ponen el marco a escenas históricas, bíblicas, mitológicas e incluso literarias. En este último capítulo entraría por ejemplo el Encuentro de Sancho Panza con el rucio, de José Moreno Carbonero, mientras que de temática bíblica podrá verse el Milagro de la conducción de las aguas con báculo, de Lucas Valdés, y entre las mitológicas estará El incendio de Troya, de Francisco Gutiérrez. Adrián Dauzats, Jaime Morera (con un dibujo de Écija), Manuel Villalobos Díaz o Emilio Sánchez Perrier son algunos de los nombres que desfilarán por una muestra en cuyo catálogo todavía se está trabajando. La exposición, por cierto, concluirá con una última sección dedicada íntegramente a paisajes de Sevilla y su entorno, una forma bien directa de conectar la ciudad con su principal museo a través del arte.

  • 1