Local

Un plan de protección en el aire

el 04 sep 2010 / 19:44 h.

TAGS:

En septiembre de 2009, poco después de que el vertido de la refinería de Cepsa contaminase 15 kilómetros de la costa de Doñana, la consejería de Medio Ambiente anunció la creación de un plan de emergencia y vigilancia específico para la costa. Dirigía entonces Cinta Castillo. El pasado junio, en una entrevista a El Correo, el actual consejero José Juan Díaz Trillo, volvía a recordarlo: "Esta zona hay que protegerla y acompañarla de la seguridad adecuada para los desarrollos industriales", dijo.

La zona en cuestión es la que ahora el Estado ha expropiado a la Junta. Al ser considerada dominio público marítimo-terrestre, será ahora el ministerio de Medio Ambiente quien tenga la última palabra sobre el uso que se le dé al deslinde del paraje. Caso, por ejemplo, de la propuesta conjunta de dos alcaldes socialistas, el de Almonte (Huelva) y Sanlúcar (Cádiz), que pretendían una carretera turística para todoterrenos que atravesase el Parque Natural justo por la zona de dunas que el Estado ha blindado.

Esta semana, cuando el ministerio justificó la expropiación en la necesidad de sobreproteger la costa del paraje, la Junta respondió enseguida que ya contaba con suficiente protección por ser "Parque Nacional y Espacio Natural". En cualquier caso, el plan de protección para la costa de Doñana que anunció la Junta sigue en el aire. Es un protocolo de colaboración conjunta entre Medio Ambiente, Gobernación, Costas y la Autoridad Portuaria de Huelva. Ahora tendrá que plegarse a la tutela del ministerio.

  • 1