sábado, 15 diciembre 2018
21:17
, última actualización
Local

"Eres mi ángel"

Juan Javier Torres Bellido es policía local y capataz del Cautivo de Torreblanca y el pasado 21 de febrero salvó la vida a un chico de 11 años que se atragantó con un caramelo mientras veía un ensayo de la hermandad.

el 10 mar 2015 / 12:05 h.

TAGS:

 Policía_caramelo_TorreblancJuan Javier Torres Bellido no se imaginaba el pasado 21 de febrero que se convertiría en un ángel para su barrio, Torreblanca. Este policía local, capataz del Cautivo de la hermandad de Torreblanca, salió a ensayar con su cuadrilla como un día cualquiera, sin saber que se convertiría en un héroe para un chico de 11 años y su familia, al salvarle la vida. El menor estaba viendo el ensayo cuando se atragantó con un caramelo y gracias a la rápida intervención de este agente sobrevivió. “El sábado vino a verme al ensayo y me abrazo y me dijo: eres mi ángel”. Esta es la mayor y única recompensa para este policía de 46 años, y con 20 años de servicio a su espalda, en los que “nunca me había encontrado en una situación tan límite en la que una persona ya casi se había ido y la recuperas”, explica Javier. Todo ocurrió el pasado 21 de febrero a eso de las diez de la noche cuando el ensayo cruzaba la plaza de las Acacias. “Escuché unos gritos de auxilio y me acerqué a ver qué estaba pasando”, encontrándose a un chico de 11 años, hijo del Diputado Mayor de la hermandad, “que estaba asfixiándose, morado, no tenía pulsaciones y tenía los ojos vueltos”. El policía no se lo pensó dos veces y le practicó una técnica llamada maniobra de Heimlich con la que logró que el chico expulsara el caramelo. Sin embargo, el chico estaba tan mal que “tuve que practicarle maniobras de reanimación cardíaca”, hasta que poco a poco fue recuperando el pulso. “Fue un auténtico drama, se hizo un silencio y cuando el chico ya se recuperó su padre y su madre se abrazaron a mí llorando”, asegura con emoción. “Actuaría igual si me volviera a pasar, por nada a cambio. Es una satisfacción y un orgullo haber salvado la vida a una persona”. Un gesto por el que tanto la familia del joven como la propia hermandad se han puesto en contacto con la Jefe de la Policía Local, Gabriel Nevado, para pedirle que “le sea reconocida su gran intervención a nivel profesional, ya que como hermano de la Hermandad, estaremos eternamente agradecidos por ser tan profesional dentro y fuera de su trabajo, velando por la seguridad de quienes le rodean”. Por su parte, el padre del menor solicita en una cara que, "en la medida de lo posible y con su correspondiente autorización y beneplácito", la "memorable acción" protagonizada por el policía "sea convenientemente valorada, reconocida y/o recompensada", ya que "es un claro ejemplo del cumplimiento del deber de socorro a un ciudadano por parte de un agente de la Policía Local". También el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, ha publicado en comentario en su cuenta de Twitter donde da las "gracias" a este agente después de "salvar" al menor "de un atragantamiento". "Juan Javier es un orgullo para la Policía Local", valora.  

  • 1