jueves, 21 marzo 2019
22:50
, última actualización
Local

Un poquito de todo para (casi) todos

el 17 jun 2011 / 20:22 h.

TAGS:

La pluralidad de los contenidos, una de las señas de identidad del Maestranza, es también en época de números austeros una de sus principales losas. Atender a muchos -melómanos, aficionados a la danza, flamencos, jazzeros y hasta poperos- y contentar a todos es imposible. Pedro Halffter, en la confección de la programación, lo ha intentado. Y no le ha salido mal a la postre. Bravo por ese Figaro local, por una Valquiria tecnológica y furera, por seguir contando con la OBS y por querer descubrirnos el Cristóbal Colón de Carnicer. Pero ni Lucia di Lammermoor ni Madama Butterfly parecen razonables -la primera también se verá en el Villamarta jerezano, a 80 kilómetros-. La segunda ya tiene recorrido en este teatro. Aquí la originalidad ha pinchado ostensiblemente.

Siguen ausentes los grandes nombres de la composición de la segunda mitad del siglo XX en las citas de la ROSS -a este efecto la temporada próxima de la Orquesta de Castilla y León es absolutamente modélica- pero Halffter ha suplido la pluralidad con un programa global de peso y con grandes puntos de interés en el que, sin embargo, sigue echándose en falta la presencia de batutas que representen la interpretación históricamente informada -Fey, Immerseel, Norrington, Krivine, Hogwood...-. En cuanto al resto de la agenda los papeles han sido salvados más que dignamente. No ha sucedido ningún estropicio. La temporada 11/12 da un poquito de todos para (casi) todos los públicos.

  • 1