Local

Un preso se fuga en taxi de los juzgados del Prado

El detenido logró zafarse de los agentes que lo custodiaban fingiendo un ataque de ansiedad y aprovechó para escapar cuando le retiraron las esposas.

el 10 feb 2010 / 15:29 h.

TAGS:

Un preso se fugó ayer de los Juzgados del Prado después de zafarse de los agentes que lo custodiaban y lograr escapar en un taxi, según ha informado la Cadena SER.

Al parecer, todo ocurrió cuando el detenido era trasladado ante el juez para prestar declaración. Según la SER, el preso fingió un ataque de ansiedad por el que tuvo que ser atendido, para la cual le fueron retiradas las esposas. 

El preso aprovechó este momento para librarse de un agente de Policía y de uno de la Guardia Civil, que no pudieron capturarlo. Tras salir de los juzgados, el preso llegó a tomar un taxi desde el que escapó de la zona.

El suceso se ha producido tan sólo unos días después de que se fugaran de la prisión Sevilla-2 otros dos presos, que aún no han sido capturados.

Según Europa Press, el individuo, nacido en 1990 y cuya identidad se desconoce hasta  el momento, se fugó ayer de los calabozos del Juzgado de Guardia poco después de las 20 horas.

El detenido, con antecedentes delictivos, se encontraba en  los calabozos del Juzgado de Guardia -Instrucción número 3- tras  una requisitoria dictada por el Juzgado de Instrucción número 5.  Las mismas fuentes indicaron que el detenido -para  el que el Juzgado había decretado su ingreso en prisión- simuló un  ataque de ansiedad, por lo que acudió al médico forense al objeto de  ser explorado. 

Así, el médico forense determinó, a causa de esta presunta  dolencia, que fuera trasladado en una ambulancia, por lo que el  sujeto se quedó esperando a la misma acompañado por dos agentes del  Cuerpo Nacional de Policía, aunque uno de ellos tuvo que marcharse a  atender a otro detenido y su compañero, por tanto, se quedó solo. 

Ese fue el momento que aprovechó el detenido para fugarse,  saliendo corriendo y alcanzando la Avenida de Portugal, donde  procedió a coger un taxi, sin que hasta el momento se haya averiguado  su paradero.   

  • 1