Deportes

Un producto fiable hasta sin Rubén

Sin el delantero canario, el conjunto de Pepe Mel se exhibió el curso anterior en San Mamés ante el Athletic y en el Villamarín ante el Zaragoza. Se ausentará ante Rayo y Atlético.

el 22 ago 2012 / 20:34 h.

El delantero canario Rubén Castro es, sin duda, el referente ofensivo del Real Betis de Mel, pletórico de confianza tras el debut liguero en San Mamés ante el Athletic del argentino Marcelo Bielsa. Sus cifras en el apartado anotador conceden una especial relevancia a la lesión que confirmó ayer el responsable deportivo del área de salud de la entidad de La Palmera, Tomás Calero. 

El canario, pichichi del curso anterior, no podrá disputar los dos próximos encuentros ante el Rayo y el Atlético de Madrid a causa de un esguince de grado II-III en su tobillo izquierdo. Sin embargo, el plantel de La Palmera sobrevivió a su ausencia el año anterior, en el que, sin el '24' sobre el césped, se exhibió en San Mamés ante el Athletic (2-3) y ante el Zaragoza en el Villamarín (4-3).

Desde su fichaje por el Real Betis en el verano de 2010, Rubén sólo se ha ausentado en seis partidos oficiales, cuatro de Liga y dos de Copa. En la campaña de su estreno, la 2010-11, el canario disputó de titular los 42 encuentros de Liga que el cuadro heliopolitano debió cumplir para firmar su retorno a Primera División.

En aquel ejercicio, en el que sus dianas fueron fundamentales para lograr el éxito, Rubén no jugó en el brillante compromiso de Copa del Rey ante un Barcelona plagado de suplentes que había resuelto el cruce en la ida (3-1). En Aquel episodio fue suplente únicamente en tres choques: ante Zaragoza, Granada y Salamanca, todos del torneo del KO. El Betis cedió ante los aragoneses (0-1), igualó ante los nazaríes (2-2) en Los Cármenes y se impuso a los castellanos (2-1) en una descafeinada noche en La Palmera.

Sus tantos fueron aún más decisivos en la 2011-12, en la que se perdió una serie de cuatro duelos oficiales a causa de un esguince de tobillo, dolencia que le impedirá lucir el '24' ante Rayo y Atlético. Entonces, el Betis sobrevivió a su ausencia con un sistema nuevo y un reparto equitativo del protagonismo en ataque.

Sin él, el cuadro de Pepe Mel se exhibió en San Mamés ante el histórico Athletic de Marcelo Bielsa (2-3) y confirmó su liderato con una eléctrica victoria en Sevilla ante el Zaragoza (4-3), aunque luego inició el declive tras perder sin el '24' ante el Getafe en el Coliseum (1-0) y el Levante ejerciendo de local (0-1). En Copa ante el Córdoba tampoco jugó y los de Mel claudicaron (1-0) tras un gol de Pepe Díaz.

El Betis funciona aún sin su referente ofensivo. En términos numéricos, el plantel hispalense se apuntó el triunfo en el 50% de los partidos de los que se ausentó el delantero de Las Palmas, que durante su estancia en las filas verdiblancas sólo ha sido suplente una vez en Liga.

Sucedió en el Reyno de Navarra en la 11-12, con polémico cambio de sistema incluido y ultimátum a Mel, y los pupilos del madrileño encajaron una derrota que originó una semana convulsa (2-1). Tomás Calero, responsable deportivo del área de salud del club, confirmó ayer que el artillero padece un esguince de grado II-III en su tobillo izquierdo, idéntica lesión a la que forzó su descanso durante un mes de torneo la temporada precedente.

Los galenos heliopolitanos consideran posible su regreso ante el Real Valladolid. Se ausentará ante Rayo y Atlético, oponentes ante los que los de Mel tratarán de repetir las exhibiciones de la 2011-12.

  • 1