Local

Un proyecto más manido que deseado

Más de una década debatiendo sobre la Ciudad de la Justicia y aún se cuestiona hasta su ubicación en Los Gordales.

el 09 may 2011 / 19:42 h.

TAGS:

El solar de Los Gordales, usado como aparcamiento de la Feria, en los que se ubicará la Ciudad de la Justicia.

Más de una década lleva el mundo judicial pidiendo la Ciudad de la Justicia para Sevilla. Once años en concreto, en los que sólo se ha conseguido un edificio puente que, dos años después de su inauguración, se ha quedado pequeño. Una cuestión que a buen seguro no será prioritaria para gran parte de la población, ajena por completo al estado casi ruinoso de los edificios judiciales, pero que se ha convertido en uno de los puntos del debate político. Para el ciudadano puede que sea un proyecto desconocido, pero su importancia política radica, más allá de la mejora de la administración de Justicia, en que su ubicación y el abandono del Prado serán decisivos en el diseño de la ciudad.

De hecho, la ejecución del proyecto depende de la Junta de Andalucía, que es la competente, pero la trascendencia para la ciudad ha hecho que los candidatos la incluyan entre sus prioridades. Sirva de ejemplo el plan que el pasado mes de marzo presentó el alcaldable del PP, Juan Ignacio Zoido, en un intento de mantener la actual ubicación del Prado. La respuesta por parte de los socialistas fue solicitar formalmente al Ayuntamiento la cesión de una parcela municipal de casi 8.000 metros cuadrados por la que comenzar las obras. El siguiente paso fue el de convencer a los operadores judiciales de que esta vez sí que era la definitiva, con sendas reuniones con el anterior consejero de Gobernación y Justicia Luis Pizarro y con el actual, Francisco Menacho. Este encuentro se repetirá hoy.

¿Pero por qué tras diez años aún incluso se sigue cuestionando su ubicación? La respuesta es un pleito judicial que el Estado, propietario de los suelos de Los Gordales, mantiene por la edificabilidad de los terrenos, y que impide que estos sean entregados a la Junta para que pueda comenzar a edificar. De ahí que si el Ayuntamiento cede su parcela, ajena al pleito, se puedan iniciar las obras.

En el PGOU. Su ubicación fue objeto de debate desde el principio, barajándose varias posibilidades que rápidamente se descartaron como Villanueva del Pítamo o La Cartuja. En 2003, con Carmen Hermosín al frente de Justicia se aprobó el proyecto en Los Gordales, lo que fue recogido en el Plan General de Ordenación Urbana. Las sedes judiciales dejarían libres los solares del Prado, una zona más que estratégica de la ciudad, para irse a Los Remedios donde también contaría con una parada de Metro muy próxima. La sorpresa llegó cuando su sucesora, María José López, a los cuatro años de decidirse la ubicación la cambia sin consultar a los operadores jurídicos. El nuevo emplazamiento sería en el Puerto, lo que desató las críticas de la oposición e incluso puso en jaque el pacto municipal entre PSOE e IU, completamente contrario a esta decisión. El primer teniente de alcalde y candidato de IU a la Alcaldía, Antonio Rodrigo Torrijos, exigía entonces en su blog el cumplimiento del PGOU, recordando que había sido fruto de "varios años de debate" y que es "la guía por la cual se construye un modelo coherente de ciudad".

La decisión de López estaba fundada en el recurso presentado por el Estado, ahora pendiente del Tribunal Supremo, que paralizaba la ejecución del proyecto. Sin embargo, con el cambio de consejera se retomó el proyecto inicial. Evangelina Naranjo hizo suya la idea de un edificio puente hasta la construcción de la Ciudad de la Justicia y anunció en febrero de 2009 que se levantaría en Los Gordales. Ella ya anunció que las obras comenzarían por una parcela municipal, pero ha sido dos años después cuando la Junta ha solicitado su cesión y tras conocer la propuesta de Zoido. El candidato popular presentó un distrito judicial en el Prado para lo que sería necesario el derribo de los juzgados actuales, la reforma de la Audiencia Provincial y la construcción de cinco edificios en distintos solares aledaños. El candidato socialista, Juan Espadas, se apresuró a desmontar el plan de Zoido relatando en su blog los problemas de cada solar, como el pago de una indemnización a Tussam, propietario de uno de ellos. Lo cierto es que, al margen de que no haya fecha de inicio de obras, es que hay otros dos problemas por resolver: el traslado de la Feria y el uso que se le dará al Prado cuando, algún día, la Justicia haga su mudanza.

  • 1