Deportes

Un punto para empezar

Torres tiene mejor prensa que juego y Navas confirmó su buen momento

el 11 jun 2012 / 09:04 h.

Me queda por ver esta tarde a Inglaterra y Francia. Dos selecciones con mucho nombre pero conociendo a sus integrantes en una gran mayoría, los descarto entre mis favoritos. Salvo una mejoría de Alemania muy sustancial, nuestra selección, y cuidadito con Italia, vuelve a tener todas las papeletas para entrar en las quinielas y en las apuestas para revalidar su título europeo. Un punto es bueno en el inicio de un campeonato corto y más si se consigue ante uno de los fuertes del grupo. Todavía tiene más valor si el rival hace un buen partido y tiene semejante historial y espíritu competitivo.

Italia nunca será un rival desdeñable. Todo lo contrario. He visto un buen número de partidos del campeón del Calcio, la Juventus de Turín. De la Juve había más de la mitad de la selección. Aparte de no perder un solo partido en la liga, el equipo turinés ha hecho un fútbol excelente, lejanísimo de esa teoría del juego feo y defensivo predominante en el Calcio. Por todo ello, no me ha extrañado lo más mínimo el juego de la selección de Prandelli y la importancia que tiene el punto ante nuestra superioridad sobre los otros dos rivales, Irlanda y Croacia.

El debate del delantero. Vuelve Del Bosque a ser fiel a sus principios. Prescinde del 9, deja en el banquillo a Fernando Torres, Álvaro Negredo y Llorente y apuesta por los jugadores de toque que gusten o no, a veces, son los que nos han llevado a los títulos. Después tiró de la velocidad de Navas, que vuelve a ser su revulsivo, y el palaciego demostró el magnífico momento en que llega al campeonato. Torres sigue teniendo mejor prensa que juego y su ceguera ante el gol es una confirmación de lo que le hemos visto esta temporada en el Chelsea.

Menos mal que Fábregas, con su gol, anuló la ventaja que tenía Italia con el tanto de Di Natale y todos tan contentos porque un punto entre los favoritos siempre es bueno en el inicio de una competición corta. Seguro que mejoraremos ante Irlanda y Croacia y por lo visto, salvo catástrofe, nuestra vitola de favorito no hay quien nos la quite. El eterno debate del delantero centro y el exceso de fútbol de tiqui-taca serán motivos de discusión, pero todos convendremos que con ambas cuestiones siendo debatidas nos proclamamos campeones en la Eurocopa y del Mundial. Al final, en fútbol mandan los resultados.

  • 1