Local

'Un racista como Lieberman no es conveniente en un Gobierno'

Este israelí, periodista y doctor en Ciencias Políticas, ha destacado en la política de su país ocupando varios ministerios. En 2003 dejó el partido laborista y se convirtió en líder del partido Meretz hasta el pasado año

el 16 sep 2009 / 01:20 h.

TAGS:

-¿Qué opinión tiene del nuevo Gobierno de Netanyahu?

-Para el campo de la paz en Israel es una auténtica pesadilla, es el Gobierno más a la derecha que uno podía imaginar.

-¿Y qué espera de él?

-Las expectativas las tengo puestas en la nueva Administración de Obama. Si Bush siguiera como presidente no se podría tener ninguna expectativa. Por otro lado, si EEUU quiere llevar adelante el proceso de paz no hay ninguna administración de Israel que lo pueda frenar. Netanyahu sabe que una alianza con EEUU es el activo estratégico más importante que puede tener.

-¿Podrá ser duradero el Gobierno al estar formado por tantos grupos políticos?

-Lo primero que espero es que nos sorprenda y busque la paz. Nadie sabe si el Gobierno será sostenible pero el hecho de que la coalición esté compuesta por varios partidos políticos no quiere decir que vaya a durar poco tiempo.

-¿Yentiende que el partido Laborista esté en el Ejecutivo ?

-Es un gran error que demuestra que los laboristas han perdido su orientación. Hoy día lo que quieran es estar en la estructura del poder pero sorprenden que de los 13 diputados que tienen, haya ocho en el Gobierno y cinco en la oposición.

-¿Y por qué son ya una formación residual?

-Desde 2001 lo único que han querido es seguir en el poder. Los ciudadanos de Israel piensan que si el laborismo es lo mismo que la derecha, pues para qué votarlos.

-¿Influirá mucho en Netanyahu la extrema derecha que representa Lieberman?

-Israel está sola y aislada, si hay un empuje del Gobierno de Estados Unidos y de la Unión Europea no creo que sea necesario tomar ese rumbo.

-Pero las tesis de Obama y la Unión Europea son muy contrarias a las de Netanyahu...

-Lo que estamos viendo ahora será una época interesante porque si la UE y EEUU presionan al Gobierno de Israel, Netanyahu no va a querer que su país se quede solo... Es un político que vive en este mundo.

-¿Podrá echar de menos a Tzipi Livni en su Gobierno?

-Lo que es inconcebible de Netanyahu es que haya nombrado a Lieberman responsable del Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel. Espero que cambie su actitud porque un racista como Lieberman no es conveniente en un Gobierno.

-¿Hubiera sido mejor pactar una alternancia al frente del país entre Netanyahu y Livni?

-Bueno, sin duda alguna ella habla siempre de la paz aunque no ha demostrado tampoco sus supuestas intenciones. Lógicamente, hay una gran diferencia entre ambos.

-El último ataque militar del pasado diciembre a la franja de Gaza, ¿no fue excesivo por parte de Israel?

-No hay ninguna duda de que fue desmedido. No obstante, algunas voces que opinan que sí fue desproporcionado piensan que se tuvo que hacer de aquella forma. Por el contrario, otros piensan que sí fue desmesurado y que no tenía que haberse hecho.

-¿Ve a Hamás siempre como los malos de esta película?

-Sí, parece ser que son los malos pero eso no quiere decir que se les pueda ignorar porque Hamás es muy fuerte.

-¿Es necesario que los palestinos lleguen primero a un acuerdo interno entre Hamás y la OLP?

-Sinceramente no lo sé, las diferencias son amplísimas.

-Y si Hamás forma parte del Gobierno palestino, ¿podrá haber algún diálogo con Israel?

-Si Hamás no cambia su punto de vista, los americanos no lo permitirán.

-Usted elaboró el plan de paz de Ginebra (2003) que nunca se llevó a la práctica, ¿sigue siendo válido?

-Sí, lo es. No hay ningún plan parecido encima de la mesa por ninguna de las dos partes (Israel y palestinos).

  • 1