Local

Un racista de las élites con fama de bufón

El nuevo alcalde londinense, Boris Johnson, en principio parecía el candidato más inverosímil para administrar una ciudad de la magnitud y complejidad de Londres. Su tendencia a los deslices verbales se evidenció incluso durante la campaña electoral.

el 15 sep 2009 / 04:10 h.

TAGS:

Nacido en Nueva York en 1964, Alexander Boris de Pfeffel Johnson, típico inglés de clase alta que estudió Humanidades en Oxford, con fama de bufón e impredecible, parecía en principio el candidato más inverosímil para administrar una ciudad de la magnitud y complejidad de Londres.

Su tendencia a los deslices verbales se evidenció incluso durante la campaña electoral, cuando prometió a bombo y platillo que iba a recuperar los viejos autobuses de dos pisos y sin puertas, retirados por Ken Livingstone por inseguros, para después retractarse y admitir que sería demasiado caro.

Como director del Spectator sancionó opiniones racistas, como que los negros tienen un menor coeficiente intelectual, y tuvo que disculparse ante Papúa Guinea por asociar a los habitantes de la isla con el canibalismo.

Sus abuelos llegaron a Inglaterra en 1909 y se establecieron en el barrio londinense de Wimbledon, para, después de la primera Guerra Mundial, conseguir la ciudadanía británica.

Tras pasar por Eton, el colegio donde se educa la realeza, estudió en el prestigioso Balliol College de la Universidad de Oxford. Fue despedido de The Times por inventarse una cita.

  • 1