Deportes

Un ratito no es suficiente

El Betis no ganó en Cádiz porque jugó una primera mitad horrorosa y porque no supo defender su remontada. La mejor noticia, la reaparición de Juanma.

el 08 nov 2009 / 21:03 h.

Así empezó y así acabó el Betis en Cádiz.
El Betis sólo jugó de verdad al fútbol durante media hora en Cádiz y casi obtiene tres puntos de la ley del mínimo esfuerzo, pero en los últimos minutos reculó, o se acomodó, o simplemente volvió a ser el equipo aplatanado y vulnerable que había sido durante toda la primera parte, y su adversario le quitó dos puntos que en realidad no le pertenecían. Al Betis no hay que exigirle que golee a todos en Segunda, pero tampoco hay que permitirle que juegue tan mal o peor que muchos de sus rivales. En el Carranza, el equipo de Antonio Tapia tampoco fue superior a su enemigo. De hecho, fue muy inferior hasta el intermedio: muy mal en el centro del campo, demasiado permisivo con las subidas de los laterales locales al ataque, en inferioridad siempre en la banda... Tapia lo vio y retomó el 4-2-3-1 porque advirtió que esta vez sí necesitaba abrir el campo. Juanma hizo mucho bien con su movilidad, Capi y Pavone se enchufaron y el Betis remontó, pero al final se fue atrás, demasiado para un equipo que aún no ha aprendido a defender. El Cádiz lo acorraló a base de balones colgados y en uno de ellos recuperó lo que un ratito de un buen Betis casi le arrebata. Y así, después de diez partidos, el conjunto verdiblanco suma tantas victorias como empates. A esa ¿velocidad?, su ascenso a Primera parece una utopía. 

  • 1