Deportes

Un rebelde bético con causa: el Betis de Mel

el 16 oct 2010 / 20:50 h.

Miki Roqué y Beñat celebran el 1-1.

Recordar en estos tiempos películas como 'Rebelde sin Causa' (1955, Nicholas Ray, actuación memorable de James Dean) resulta insólito, en época de sabios que hablan con faltas de ortografía. 

Se detiene la memoria en el mito Jimmy Dean, con su chupa roja, la que Jimmy llevaba en el coche cuando se mató ese mismo 1955 al volante de su 'Porsche Spyder' ('Little Bastard', Pequeño Bastardo), entre Salinas y Paso Robles, California. ¿Rebelde sin Causa, dice? ¿James Dean...? ¿Y no será mejor hablar de las correrías de Pepe Tirado y otros ilustres? Bueno, no estamos para esto.

Hablando de rebeldes, el actual equipo del Real Betis Balompié, dirigido por José Mel Pérez, nacido en el barrio madrileño de Chamartín, es todo un rebelde. Y no precisamente sin causa. Con causa, causa justificada. La causa del equipo del Real Betis Balompié es una causa muy olvidada, estos días de comadres: la causa del mismo Real Betis Balompié, ninguneado y zarandeado de proa a popa, de exterior a interior. Milagrosamente, y en estas condiciones, el equipo rebelde de Mel... gana.

Y vuelve a ganar, bajo el reclamo de los 80 puntos necesarios (cree Mel) para un ascenso tan vital como el aire para los pulmones. Gana como se gana en esta categoría: 2-1, a pulso. Partido feo, bronco. Pero gana, con cinco titulares canteranos, o sea, cinco titulares béticos, de pata verde. Y sin Roversio, Iriney, Belenguer, Salva Sevilla y el ilustrísimo capitán Achille Emana. Cosas de otro buen bético: el mismo Mel.

Con o sin dudas en el segundo gol (todo lo legal que pueda ser un gol del Betis), el triunfo del Betis vale su peso en oro: con los béticos canteranos, sin los ausentes. Entre los dimes y diretes de comadres y vecindonas, el rebelde Betis de Mel sigue ganando, sigue cabalgando, sigue galopando. ¿Cabe imaginar esta misma situación desquiciada con el equipo tan desfondado como hace un año? En la octava jornada de 2009-10, el Betis de Tapia y Lopera tenía 12 puntos. En la octava de 2010-11, el Betis lleva 19. El Betis rebelde de Mel.

  • 1