Local

¿Un reloj de lujo? Di que no

Para que ningún alto cargo popular tenga que volver a pasar por el trago por el que pasó Costa a causa del Gürtel, el PP les dejará claro qué regalos pueden aceptar y cuáles no. Será en su Código de Buenas Prácticas, que se difundirá el próximo mes.

el 21 oct 2009 / 20:06 h.

TAGS:

Ricardo Costa se sentará ahora en la última bancada del Parlamento valenciano.

¿Es más grave aceptar como regalo un traje de 800 euros que una lata de anchoas? ¿Dónde está el límite ético en la relación de un político con un empresario? ¿Cuándo está un cargo público cometiendo cohecho impropio? A estas y otras preguntas obtendrán respuesta pronto los altos cargos del PP.

Tal y como prometió Mariano Rajoy tras el levantamiento del secreto de sumario del caso Gürtel y después de cesar a Ricardo Costa, el PP aprobará el próximo mes el Código de Buenas Prácticas con el que el presidente de los populares quiere dejar clara la "transparencia" de la gestión del partido. Así en el futuro los dirigentes populares podrán ahorrarse el trago que pasó el ex secretario general del PP valenciano la semana pasada porque sabrán que no está del todo bien visto aceptar regalos de tramas corruptas, ya sean relojes de lujo, coches o trajes a medida.

Según fuentes del PP, el área de Organización encabezada por Ana Mato se está encargando estos días de redactar el código que la formación quiere impulsar con el fin, tal y como explicó el propio Rajoy, de evitar comportamientos y actitudes como los de Costa. Ese código lo aprobará el Comité Ejecutivo Nacional que el PP celebrará en la primera quincena de noviembre, previsiblemente antes de la Convención de Barcelona de los próximos días 13, 14 y 15. Actualmente, sin embargo, ya existe en el PP un código de conducta que data de la etapa de José María Aznar como líder del partido.

El cesado. Lo que ya no podrá solucionar ese nuevo código de buenas prácticas es el cese de Costa. El ex portavoz popular no sólo ha perdido su cargo sino que ha pasado de ocupar el escaño situado detrás del presidente de la Generalitat a ubicarse en el último escaño de la bancada del grupo popular, el número 98, algo que aún no ha hecho pues no acudió al Pleno de ayer.

Costa tampoco estaba presente en la reunión de grupo que se celebró antes de comenzar la sesión parlamentaria, donde por parte del Gobierno sólo estaban el vicepresidente primero, Vicente Rambla, y los consejeros de Agricultura, Maritina Hernández, y de Inmigración, Rafael Blasco. Desde el partido aclaran que su nueva situación es sólo temporal.

El Pleno al que no acudió Costa aprobó precisamente la formación de una comisión para investigar las cuentas de todos los partidos de la Cámara con el único apoyo del PP, que rechazó sin embargo la creación de un organismo antifraude.

El portavoz adjunto del PP César Augusto Asensio, defendió que el PPCV no tiene "nada que ocultar" y que sus cuentas "están claras". El portavoz socialista, Ángel Luna, contestó que el PSPV defiende que Les Corts analicen sólo las cuentas del PPCV, porque es el partido implicado en el Gürtel y acusó a los populares de "querer establecer una sospecha generalizada". Dicha comisión forma parte de la estrategia del PP para intentar terminar con la sospecha de financiación ilegal, alimentada tras el levantamiento del sumario del caso.

  • 1