Cultura

Un reparto histórico para ‘Turandot’

La ópera levanta el telón en el Teatro Maestranza el jueves con las 10.800 entradas correspondientes a las seis funciones agotadas.

el 15 mar 2010 / 20:06 h.

El elenco de 'Turandot' al completo.

Comencemos con una afirmación rotunda: "Nunca en la historia del Teatro de la Maestranza se había reunido un elenco tan grande y tan excepcional". Así lo aseveró ayer el director artístico del coliseo, Pedro Halffter, en la presentación del segundo título más mediático de la temporada -el primero es La Traviata, que llegará en junio-, Turandot, de Giacomo Puccini, en cartel los días 18, 19, 22, 23, 25 y 26 de este mes.

Con todo el papel agotado para los seis días de representación, los responsables del teatro sacan una conclusión clara: "Se han vendido las 10.800 entradas que han salido a la venta, esto demuestra la implantación social que tiene la ópera", argumento que no está de mas esgrimir cuando se pone en peligro el presupuesto necesario para llevar a buen puerto esta inmensa nave que es la ópera de Sevilla.

Si ya en 1998 Turandot supuso todo un acontecimiento, 12 años después Pedro Halffter recupera el título para volverlo a presentar en la misma producción -propiedad del Maestranza- firmada por Sonja Frisell, quien estará rodeada de un elenco doble, capitaneado por Maria Guleghina, Fabio Armiliato y Daniela Dessì por un lado, y por otro Janice Barid, Marco Berti y Norah Amsellem, todos ellos siempre dirigidos por el propio Halffter.

Como tantas otras obras del gran repertorio -piénsese en Aida, Nabucco o Carmen- Turandot es una ópera susceptible de llevarse a escena desde la óptica del gran espectáculo, algo de lo que rehuye Frisell: "Ofrecemos un drama, no un show televisivo, no podemos ni debemos competir con los conciertos de rock, aquí es el valor de la música lo que debe primar", explicó al respecto de su trabajo, que se ha visto "actualizado y engrandecido". "Cuando Halffter me llamó me pidió que estudiara la forma de ver Turandot desde un prisma nuevo, y eso es lo que hemos hecho", contó. Queda ahora otra tarea, registrar esta función en dvd y vender la producción a más teatros.

A falta de descubrir los nuevos detalles que acompañarán el montaje, Halffter y Frisell coincidieron en subrayar que "el argumento de esta ópera es en realidad una fábula", por eso su visión no es realista. "El propio Puccini habla de una ciudad fabulosa [en velada referencia a Pekín] así que me he esforzado en extraer todo el colorido y la grandiosidad posible", agregó el director musical. La directora de escena, por su parte, desechó la idea de que los famosos guerreros de terracota chinos se reprodujeran en la escenografía, que ha sido dotada de un novedoso aire fantástico, porque "se trata de un cuento, de la historia de una mujer inteligente que quiere a un hombre inteligente".

El resultado será una producción "más grande" que la de 1998 con "más músicos, más miembros del coro y más figurantes". Y en medio de toda esta fastuosa realización varias divas. De un lado Maria Guleghina, fascinada con su papel de la princesa Turandot, de otro Janice Baird, en idéntico rol, para que los aficionados a la comparación pueden afilar sus críticas en un sentido u otro. Y por allí también nombres importantes del repertorio lírico como la pareja (real) formada por el tenor Fabio Armiliato y Daniela Dessì. Ambos coincidieron en que "este montaje cuida especialmente el lado psicológico", así como en sus elogios al trabajo de la Sinfónica de Sevilla.

"Hemos descubierto cosas nuevas", aseguró Guleghina, mientras que Baird describió a Turandot como a "una mujer que tiene miedo del amor pero quiere amor, y sabe que el hombre mejor no es el más fuerte sino el que además de inteligencia tiene alma". La también soprano Daniela Dessi -que encarnará a Liù-, dijo que su papel, "es un personaje que el compositor amó" porque tal vez se trate de "la última heroína de Puccini", quien murió poco tiempo después de escribir esta ópera, cerrando así la puerta de una etapa de la historia del canto.

«El público ama la ópera, es un bien para Sevilla»

Si hace unas semanas el público disfrutó con la infrecuente Turandot de Ferrucio Busoni, ahora podrá hacerlo con la versión más popular de Puccini, un juego de contrastes al que es muy dado Halffter y cuya pervivencia en el futuro no está asegurado debido al recorte municipal del presupuesto del Teatro de la Maestranza.

Con todas las entradas agotadas -al igual que sucede con las próximas funciones de Traviata- éste es el camino deseado y expresado por la delegada de Cultura del consistorio, Maribel Montaño, "programar óperas más baratas y populares". Halffter calla sobre la próxima temporada pero sí afirmó ayer que "lo importante es que el público ama la ópera y se entiende que ésta es un bien social para la ciudad, algo que no podemos perder". 

  • 1