Local

Un seguro pagará 8.000 euros por la muerte de una motorista drogada y sin casco

La Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a esta empresa al considerar que no estaba acreditado que la víctima incumpliera las normas de circulación "de manera predeterminada para la consecución del evento dañoso".

el 14 feb 2011 / 17:44 h.

TAGS:

La Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a una compañía de  seguros a pagar 8.000 euros a una motorista, cliente de la compañía,  que falleció tras colisionar con un vehículo, todo ello a pesar de  que se ha acreditado que la víctima "vulneró normas claras de la  circulación", no llevaba puesto el casco reglamentario y había  ingerido previamente sustancias estupefacientes.  

En este sentido, el Juzgado de Primera Instancia número 8 de  Sevilla había absuelto a la compañía aseguradora, pues, aunque  aceptaba la existencia de un contrato de seguro que cubría la muerte  del conductor del vehículo en 8.000 euros, entendía que había  concurrido "mala fe" en el asegurado, pero la Sección Octava de la  Audiencia ha revocado este fallo al entender "errónea" esta  interpretación.

En la sentencia, la Sala  dice que las circunstancias acreditadas referentes a que la fallecida  vulneró normas "claras" de circulación, como son realizar un giro de  180 grados en lugar prohibido, interrumpir la trayectoria de otro  vehículo, y circular sin casco bajo el consumo de drogas, "no son  constitutivas de la causa de exoneración de la responsabilidad del  asegurador" establecida en la Ley de Contrato de Seguro.  

De este modo, la Audiencia Provincial argumenta que  "no está  acreditado que la víctima hubiera consumido drogas ni incumpliera las  normas de circulación de manera predeterminada para la consecución  del evento dañoso", por lo que "se trata del ejercicio de una acción  por los herederos del fallecido basada en un contrato de seguro de  vida en el que el fallecimiento no se prueba que ocurriera de forma  intencional".  

Asimismo, la compañía condenada argumentó el incumplimiento de la  asegurada respecto a su obligación de minimizar los efectos del  siniestro, pero la Audiencia rechaza esta argumentación señalando que  la asegurada "resultó fallecida y no pudo incrementar o aminorar las  consecuencias del siniestro", por todo lo cual condena a la compañía  a indemnizar con 8.000 euros a los herederos de la víctima y a pagar  las costas causadas en la primera instancia.

  • 1