Deportes

Un Sevilla en busca del respeto perdido

Míchel quiere recuperar el sello de equipo ganador, y para ello nada como comenzar poniendo fin a su dinámica lejos de casa.

el 10 feb 2012 / 21:50 h.

Míchel, con sus delanteros.

El Sevilla prepara el primer encuentro de la era Míchel intentando plasmar sobre el césped, casi a contrarreloj, las ideas del nuevo técnico. Éste quiere devolverle el sello de equipo ganador que tuvo en tiempos no tan lejanos, y el primer paso puede darlo en Anoeta. Hasta la fecha, el rendimiento lejos de casa ha sido muy pobre: 9 puntos. Es el tercer peor registro de las diez últimas temporadas a estas alturas de campeonato, y urge cambiar la dinámica cuanto antes para poder terminar el curso entre los cuatro primeros clasificados.

Hay que remontarse a la campaña 2007/08 para encontrar un Sevilla más débil como visitante que el actual. Por aquel entonces sólo sumaba 5 puntos, merced a su escaso bagaje: una victoria, dos empates y siete derrotas.

También era peor que el actual el registro de la temporada 2003/04: 8 puntos. Una victoria, cinco empates y tres derrotas en los diez primeros partidos de Liga a domicilio. Los actuales 9 puntos también se dieron en otras dos ocasiones: 2002/03 y 2004/05.

Clave en el pobre papel del Sevilla lejos de casa en el presente campeonato reside en su falta de gol. Lleva tan sólo 6, menos de la mitad que el pasado año a estas alturas y que en casi todas las temporadas desde el ejercicio 2004/05, cuando llevaba 5 tantos en 10 partidos.

Míchel sabe que parte del éxito está en hacer una buena segunda vuelta lejos de casa. La primera cita es este lunes en Anoeta; luego llegará otra bastante más exigente como es la que le espera en Mestalla ante el Valencia, el próximo día 26. Posteriormente tocará visitar a Sporting, Racing, Granada, Athletic, Getafe, Real Madrid y Espanyol.

UN DATO POSITIVO. Mientras lejos de casa el Sevilla ha está negado ante el gol, defensivamente sus números han sido buenos. Lleva sólo 8 goles en contra, el mejor registro de las diez últimas temporadas. O lo que es lo mismo: su solvencia a nivel defensivo contrasta con sus carencias ofensivas. Hacerse fuerte no le ha dado apenas réditos, y esto se ha traducido en el botín de puntos tan reducido que ha sumado.

En sus seis primeras salidas, el Sevilla, que llegó a estar nueve jornadas sin conocer la derrota, fue un muro: 2 goles en contra tras visitar campos como El Madrigal -precisamente donde encajó esas dos dianas-, el Reyno de Navarra, el Vicente Calderón o el Camp Nou, además del Iberostar Estadio de Mallorca y La Romareda. Luego, el conjunto nervionense comenzaría a flaquear: recibó 1 gol frente al Levante, 2 en Vallecas, 1 ante el Betis y 2 en el campo del Málaga.

LA PARADOJA DEL GOL. Curiosamente, la mitad de los 6 goles marcados por el Sevilla lejos de casa hasta el momento ha tenido como autores a tres defensas. Alexis marcó en Villarreal, Escudé en Vallecas y Luna en Málaga; los otros tres goles fueron obra de Negredo (Villarreal, Zaragoza y Betis).

Queda clara, pues, la necesidad, urgente, de mejorar como visitante. Anoeta debe ser un punto de inflexión. La Real no pasa por un buen momento en su feudo, donde se ha mostrado poco acertada: 3 victorias, 4 empates y 3 derrotas. Es uno de los peores equipos de la Liga como local y hay que aprovecharlo.

  • 1