Deportes

Un Sevilla sin pegada y muy frágil en casa

El conjunto nervionense despide el año en Liga con uno de sus peores registros goleadores e igualando su récord de derrotas como local a estas alturas.

el 18 dic 2011 / 22:36 h.

Negredo, a punto de disparar.

El buen inicio de campeonato ya es historia. La racha de nueve partidos invicto hizo pensar que esta temporada las cosas habían cambiado para bien, pero lo cierto es que no está siendo del todo así. El Sevilla cierra el año 2011 en el sexto puesto de la clasificación, a cinco puntos de la zona Champions -delimitada por el sorprendente Levante- e incluso detrás de Osasuna, que ha dado el salto al quinto escalón tras derrotar al Villarreal.

Dos victorias en los nueve últimos partidos han reportado al Sevilla 9 puntos de 27 posibles, y han dejado claro que este equipo necesita dar cuanto antes ese giro de tuerca que el presidente le reclamó en la cena de Navidad, la pasada semana.

Gran parte de la culpa de esta falta de triunfos reside en la escasa pegada que está demostrando tener el equipo de Marcelino. Tras 16 jornadas disputadas lleva 18 goles a favor, una cifra claramente inferior a la que firman Valencia y Levante e incluso a la de conjuntos que en estos momentos se encuentran fuera de los puestos europeos, caso de Athletic y Atlético de Madrid.

Los actuales 18 goles representan uno de los peores registros del club a estas alturas de Liga. Es, de hecho, el tercero más pobre de las diez últimas temporadas, sólo empeorado por los 17 que llevaba el Sevilla de Juande Ramos en la 2005/06 -primera del manchego al frente del plantel- y los 15 del Sevilla de Joaquín Caparrós en la 2002/03.

DIFERENCIA ABISMAL. El actual registro es incluso inferior al del pasado campeonato (21), con Antonio Álvarez primero y Gregorio Manzano después en el banquillo. Además, es casi un 50% inferior al de la campaña 2006/07 (35 goles). Ni que decir tiene que aquel equipo, con Kanouté en su mejor momento, Luis Fabiano en plena forma y otras muchas estrellas que lo convirtieron en una máquina de ganar es irrepetible. Pero no queda tan lejos.

¿Por qué el Sevilla actual tiene tan poca pegada? Los nervionenses han efectuado 230 remates en estas primeras 16 jornadas (14,3 por partido). De esos 230 remates, 101 fueron a puerta (6,3) y sólo 18 acabaron en gol. Es decir: el Sevilla necesita una media de casi 13 remates por partido para marcar un gol. Como local, el equipo de Marcelino ha efectuado 156 remates en 9 encuentros (17,3 de media), siendo éste uno de los mejores registros de la competición.

Pese a ello, todos esos intentos sólo le han reportado 15 dianas. Entre la falta de puntería y que, tal como sucedió con Javi Varas, algunos porteros se lucieron marcar está siendo un serio problema.

FRÁGIL EN NERVIÓN. Tras perder ante Granada (1-2), Athletic (1-2) y Real Madrid (2-6), el Sevilla ha igualado su peor registro de derrotas en casa a estas alturas de campeonato, establecido la pasada campaña y en el curso 2007/08. En el presente ejercicio, los nervionenses ha marcado 15 goles y han encajado 14, cifra ésta última jamás vista tras los nueve primeros partidos disputados en el Sánchez Pizjuán. El paso del Real Madrid por Nervión tiene, obviamente, mucho que ver en estos números, números que contrastan con esa idea de Marcelino que poner fin a la sangría de goles. La pasada campaña llevaba 13 a estas alturas...

Lejos del Sánchez Pizjuán, sin embargo, el Sevilla presenta un balance goleador muy distinto. Ha marcado tres tantos y ha recibido otros tres en sus siete salidas, de tal forma que es el equipo más sólido lejos de casa pero también el más inocuo a la hora de transformar sus ocasiones.

LAS EXPECTATIVAS. Ya lo dijo el presidente el pasado viernes en la Junta General: "Será muy difícil aglutinar un plantel similar al de los últimos años. Ya hablamos de fin de ciclo y en ello estamos". Por tanto, no queda otra que trabajar y trabajar. El problema es que las cosas no están saliendo como el club desearía. Lo admitió el propio Marcelino a la conclusión del partido del sábado: "Yo pensaba estar más cerca de los 30 puntos que de los 20, estamos 6 o 7 por debajo de lo que esperaba a estas alturas".

  • 1