Economía

Un sí por un no y un no sé

El Partido Popular pondrá la retirada del proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) como "condición para apoyar el 'plan anti-crisis' propuesto por el Gobierno. Además, consideran que las declaraciones del jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, pidiendo a Mariano Rajoy un sí sin condiciones a su plan es "más bananero que democrático".

el 15 sep 2009 / 16:32 h.

El Partido Popular pondrá la retirada del proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) como "condición para apoyar el 'plan anti-crisis' propuesto por el Gobierno.

Además, en palabras del vicesecretario de comunicación de los populares, Esteban González Pons, consideran que las declaraciones del jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, pidiendo a Mariano Rajoy un sí sin condiciones a su plan es "más bananero que democrático".

En rueda de prensa ayer, horas antes de que se celebrase el encuentro entre el vicepresidente económico, Pedro Solbes, y el portavoz de Economía, Cristóbal Montoro, González Pons avanzó que el PP sólo colaborará con el Gobierno "si se garantiza la transparencia en el fondo crediticio" y se retiran los PGE.

"Ayer Zapatero nos pidió un sí sin peros ni condiciones a su plan de rescate, y eso para una oposición democrática es completamente intolerable", enfatizó. "No nos puede pedir que le aprobemos nada tapándonos la nariz y mirando para otro lado. Nosotros queremos saber, como todos los ciudadanos".

El dirigente popular explicó que su formación quiere saber "de dónde van a salir los 50.000 millones de euros, por qué camino va a ir ese dinero y si va a beneficiar a pymes y familias, porque no puede dedicarse", dijo, "a cubrir la deuda que tiene los bancos en el exterior" o las "cañerías del sistema".

Quiso destacar que el PP ha solicitado en el Congreso la creación de una comisión de transparencia que controle el destino de esos 50.000 millones de euros. "Sin transparencia este plan no tendrá nuestro apoyo", alertó.

Además, acusó al presidente del Gobierno de haber acordado esta medida durante la reunión que mantuvo el pasado lunes con los representantes de las principales entidades bancarias, en vez de haberlo hecho en el Consejo de Ministros, en un encuentro con los agentes sociales o con los consumidores.

"La segunda condición para apoyar ese plan", prosiguió, pasa por una retirada del proyecto de presupuestos, porque "se elaboraron cuando el Gobierno decía que no estábamos en crisis". Así, subrayó que recogen una previsión de crecimiento del 1 % que ahora no se cumplirá, una previsión de ingresos superiores para el próximo año cuando serán "inferiores", y una previsión de emisión de deuda pública de 29.000 millones que, con el fondo, puede ascender a 90.000.

"Los PGE se elaboraron en la época de la ignorancia, en la que aún no se había demostrado para el Gobierno la cruel situación. Son los PGE de la lechera y haría bien el Gobierno en retirarlos porque unos presupuestos inadecuados harán que la crisis sea más profunda", advirtió, calificando el proyecto de "piedra en el cuello" de la economía española.

  • 1