Local

Un sueño para San Esteban

De momento sólo es un sueño. Y parece que continuará siéndolo por mucho tiempo. José Antonio Grande de León es el autor del diseño del nuevo manto de salida para la Virgen de los Desamparados, de la Hermandad de San Esteban, que puede admirarse hasta el próximo domingo en el antiguo convento de San Agustín.

el 15 sep 2009 / 00:51 h.

TAGS:

De momento sólo es un sueño. Y parece que continuará siéndolo por mucho tiempo. José Antonio Grande de León es el autor del diseño del nuevo manto de salida para la Virgen de los Desamparados, de la Hermandad de San Esteban, que puede admirarse hasta el próximo domingo en el antiguo convento de San Agustín.

Grande de León, autor de la restauración del techo de palio, ha presentado un diseño barroco, acorde al estilo y a la estética de las bambalinas exteriores, diseñadas por Ignacio Gómez Millán, en el que se conjugan muchos de los elementos que utilizó este artista, como ramas entrelazadas y el mismo tipo de piezas, lazadas y flores.

Explica el bordador que "en la elaboración de esta obra se utilizarían las técnicas de bordado que doña Esperanza Elena Caro utilizó para la realización de las bambalinas exteriores, con la idea de que todo forme un conjunto armónico en diseño y ejecución, de manera que, una vez concluido, parezca salido del mismo taller".

Carlos García, hermano mayor interino de San Esteban hasta la finalización de la Semana Santa, reconoce que la dolorosa de la Puerta de Carmona nunca ha llegado a poseer un manto bordado, por lo que su consecución sería el "siguiente sueño" para la hermandad, después de ver concluidos los trabajos de restauración del techo de palio.

"Se trata de una proposición que el bordador Grande de Léon ha tenido la gentileza de hacernos pero que, lógicamente, no ha pasado por cabildo. El proyecto, desde luego, es magnífico, se ha concebido única y exclusivamente para San Esteban y guarda la impronta propia del palio". A pesar de estos elogios, el hermano mayor admite que, en la tesitura actual de la hermandad, "no creo que este proyecto sea una prioridad".

De igual opinión es el comisionado de San Esteban, Jesús Creagh, quien tomará las riendas de la hermandad a partir del Domingo de Resurrección para conducirla hacia la plena normalización de su vida interior. El comisionado impuesto por el Arzobispado admite sin tapujos que "las circunstancias actuales no están como para volcarse en su ejecución al momento, por lo que no se pueden lanzar las campanas al vuelo".

Con el estreno del manto de salida, la corporación del Martes Santo daría por concluidos los bordados de su paso de palio y conseguiría uno de los mayores anhelos de sus hermanos, como es es el de ver a la Virgen de los Desamparados con un manto bordado. Pero todo parece, de momento, que el sueño tendrá que esperar.

Mucho más inminente será, sin embargo, la restauración de las caídas del palio que, en palabras del hermano mayor, requieren "una profunda restauración" debido a su deterioro.

Grande de Léon será presumiblemente el encargado de realizar estos trabajos con vistas a la Semana Santa del próximo año. El bordador apunta que la parte exterior de las bambalinas es muy buena, no así el interior, Además, se han detectado agujeros en la malla de las caídas y se va a proceder a la sustitución del flecaje con el fin de dar una mayor largura a la bambalina.

  • 1