domingo, 26 mayo 2019
20:27
, última actualización
Economía

Un tercio de las empresas sevillanas cerraría si persiste la falta de liquidez

A pesar de que los bancos aseguran que siguen prestando dinero a familias y empresas en los últimos meses, ya son más de un tercio las firmas sevillanas que se plantean cerrar si persiste la falta de liquidez. Y es que más del 60% de ellas han sufrido retrasos en los pagos por parte de sus clientes.

el 15 sep 2009 / 21:56 h.

A pesar de que los bancos aseguran que siguen prestando dinero a familias y empresas en los últimos meses, ya son más de un tercio las firmas sevillanas que se plantean cerrar si persiste la falta de liquidez. Y es que más del 60% de ellas han sufrido retrasos en los pagos por parte de sus clientes.

La falta de liquidez es el principal problema de las empresas sevillanas para desarrollar su actividad y, de hecho, el 62,3% ha experimentado retrasos en los pagos de sus clientes en el último trimestre de 2008, lo que lleva al 36,9% a barajar el cierre si persiste esta dificultad.

Estos datos se recogen en una encuesta sobre morosidad realizada por la Cámara de Comercio de Sevilla a 400 empresas de la provincia y en la que manifiestan que las consecuencias de la falta de liquidez derivada de las dificultades de cobros son el cierre (36,9%), reducir las inversiones (27,8%) y rebajar la plantilla (21,3%).

Un 12,2% de las compañías consultadas asegura que no va a tener problemas por la falta de liquidez, un 11% se plantea usar el beneficio acumulado para impagos, un 10% baraja el plazo a pago a los proveedores, un 16,6% opta por la financiación externa y un 1,8% se inclina por presentar un concurso de acreedores.

Los sectores de construcción, comercio e industria son los que han experimentado en el último trimestre de 2008 respecto al trimestre anterior un mayor incremento en el retraso en los pagos de los clientes. Los problemas de cobro de las empresas sevillanas son menores en el sector público que en el privado y en todos los sectores, salvo en hostelería y turismo, según la encuesta.

Las empresas que emplean menos de 50 trabajadores son las que en mayor porcentaje creen que los problemas de cobro pueden conducir, incluso, al cierre, mientras que en las más grandes las que opinan así baja al 16,2%, en las de 50 a 249 empleados, y es inexistente en las de más de 250 trabajadores. Las grandes empresas apuestan más en esta situación de impagos por la financiación externa y por negociar plazos más largos, en un más de un 90% de las encuestadas, y también son las más reacias a reducir empleo, con un porcentaje del 14,4%.

Pymes. Las pequeñas empresas, de entre uno y nueve trabajadores (la mayor del tejido productivo sevillano) se inclinan, en caso de que se mantengan los problemas para cobrar, por el cierre (36,8%), por recortar las inversiones (28,5%) y por reducir plantilla (21,1%).

Por otra parte, el índice de confianza empresarial (ICE), que elabora trimestralmente la Cámara de Comercio, ha caído en enero al mínimo de la serie (-27,5 puntos) -iniciada en el año 2003- y las expectativas para el primer trimestre de 2009 también ha bajado al nivel más bajo desde hace seis años (-21,3).

  • 1