jueves, 13 diciembre 2018
09:03
, última actualización
Local

Un tercio de los españoles va al baño con el móvil

Un 55% come  con él al lado, según el 'Control de Movilemia' de CCP

el 24 may 2012 / 11:00 h.

TAGS:

Un tercio de los españoles va al baño con el móvil y un 55 por ciento come con él al lado, según el 'Control de Movilemia' realizado por la empresa CCP, que ha lanzado este jueves su campaña a la calle, junto a la Universidad Complutense de Madrid, para medir la dependencia que tienen los ciudadanos hacia su terminal móvil, con la ayuda del psicólogo y experto en tratamiento de adicciones José Antonio Molina.

La primera ronda de encuestas, realizadas a más de 1.500 personas, también pone de manifiesto que en el cine, hasta un 40 por ciento lo deja encendido e, incluso, lo mira en el caso de que vibre; los hay que chatean en el coche; y un 5 por ciento ha llegado a despertarse a media noche para usarlo. De hecho, sólo un 2 por ciento de los jóvenes usa su móvil "exclusivamente para hablar por teléfono".

Asimismo, el estudio señala que "sólo el 25 por ciento de los españoles asegura desconectar el móvil en el momento íntimo con su pareja" y uno de cada diez afirma que ha interrumpido este momento especial por una llamada o un mensaje. También han apuntado que la práctica totalidad --el 99 por ciento-- de los jóvenes de entre 18 y 44 años se llevan el terminal de vacaciones.

El psicólogo experto en tratamiento de adicciones José Antonio Molina ha advertido de que "casi toda la población tiene dependencia del móvil", ya que este "se ha convertido en una herramienta casi imprescindible para comunicarse". Sin embargo, alerta de que existe una probabilidad elevada de caer en una adicción.

EL SINDROME DE ABSTINENCIA

Así, ha explicado que hay cuestiones importantes como el grado de tolerancia, el tener síndrome de abstinencia cuando no pueden estar con él o el perder el control y utilizarlo en lugares en los que no se debe, son hechos que van dando pistas sobre el nivel de dependencia. "En estos casos, la pérdida del terminal se manifestará a través de cierta ansiedad, inquietud, ira o irritabilidad", ha sentenciado.

Por ello, ha recomendado estar alerta "si cada díez minutos una persona esta mirando su móvil, si alguien le advierte de que pasa demasiado tiempo y no cambia de actitud o si le trae problemas en algunas facetas de su vida".

Para pasar el 'Control de Movilemia' los voluntarios han tenido que realizar un test que analiza el tipo de uso que hacen del terminal y los hábitos que pueden evitar el robo, la pérdida o la avería del dispositivo. A continuación, el experto ha estudiado, caso por caso, aspectos como el grado de tolerancia o la pérdida de control, para determinar el nivel de adicción y recetarle una guía para hacer un uso responsable del móvil.

Por su parte, el portavoz de CPP, Eduardo Gil, ha explicado que desde que lanzaron el seguro para móviles la evolución en el servicio ha tenido un punto de inflexión con la aparición de los 'smartphones'. "Antes la gente no nos pedía la reposición del móvil pero ahora, cuando nos llaman por un robo o avería, exigen recuperarlo con la mayor rapidez posible", ha señalado.

En este sentido, concluye que tras la pérdida del terminal "la gente se muestra más irritada y molesta, no sólo por el hecho del problema económico que supone, sino por el hecho de no poder comunicarse y tener que desconectarse obligatoriamente de su vida 'on line'".

  • 1