miércoles, 20 marzo 2019
09:50
, última actualización
Deportes

Un tesoro llamado Champions

Lejos de verse afectada por la crisis económica que azota al planeta, la Liga de Campeones se convierte en un auténtico tesoro a repartir entre los 32 clubes cuyos equipos estarán presentes en el sorteo de la fase de grupos. Sólo por disputarla el Sevilla ingresará más dinero que cuando ganó la UEFA.

el 16 sep 2009 / 07:39 h.

Lejos de verse afectada por la crisis económica que azota al planeta, la Liga de Campeones se convierte en un auténtico tesoro a repartir entre los 32 clubes cuyos equipos estarán presentes en el sorteo de la fase de grupos. Sólo por disputarla el Sevilla ingresará más dinero que cuando ganó la UEFA.

La edición 2009/2010 de la Liga de Campeones se ha convertido en la más atractiva de la historia. Independientemente de su relevancia a nivel deportivo por la presencia de los mejores equipos del continente, para los clubes supone la posibilidad de llenar sus arcas, y de qué manera. Lejos de asustarse por la crisis y en cierto modo para alejar el fantasma de la Superliga Europea, esa competición cerrada que estudian crear los clubes más poderosos, la UEFA quiere contentarles, y por eso aumenta la dotación económica en esta edición.

El Sevilla, que estará el jueves en el sorteo de la fase de grupos, ya sabe la parte del tesoro que puede llevarse. Así, por participar en la liguilla recibirá 7,1 millones de euros, al igual que los otros 31 equipos que lucharán por el título. La pasada campaña, cada club recibía 5,4 millones por participar, lo que supone un aumento con relación a ella de 1,7.

Para hacerse una idea: cuando el Sevilla conquistó su primera Copa de la UEFA, la entidad ingresó algo más de 6 millones de euros procedentes de la UEFA, dato que pone de manifiesto la importancia que tiene estar presente en la máxima competición.

Una vez en la fase de grupos, cada victoria se premiará con 800.000 euros (200.000 más que la temporada pasada), mientras que el empate se pagará con 400.000 (100.000 más). Poniendo como ejemplo el papel del Sevilla en la fase de grupos de la edición 2007/08, cuando ganó cinco encuentros y perdió uno, si ahora tuviese un bagaje similar, obtendría un botín de nada menos que 4 millones de euros que sumar a esos ya 7,1 garantizados.

MÁS DINERO TODAVÍA. El salto cuantitativo a nivel de ingresos en esta nueva edición reside en las eliminatorias. Así, la clasificación para los octavos de final tiene un premio de 3 millones, es decir, 800.000 euros más que hace un año. Alcanzar esta ronda es el primer objetivo deportivo del Sevilla, sobre todo para quitarse esa espina clavada de caer hace dos temporadas a manos del Fenerbahçe tras completar una brillante fase de grupos. Si superase los octavos, su clasificación para cuartos le reportaría 3,3 millones (2,5 en la edición 2008/09).

Por su parte, cada uno de los cuatro equipos que logren su pase a las semifinales de la Champions ingresará 4,2 millones, cifra sensiblemente superior también a la que se obtenía hace un año (3). Los dos finalistas no sólo lucharán por ser el mejor equipo del continente. También lo harán por llevarse la nada despreciable cantidad de 9 millones de euros (dos más que lo que ganó el Barcelona tras vencer el Manchester en Roma). El subcampeón se lleva 5,5 millones.

LA GUINDA DEL PASTEL. En el hipotético caso de que el Sevilla se proclamase campeón, la entidad ingresaría nada menos que 30,6 millones en premios. Casi nada. Pero la cosa no queda ahí. Si importante son estas sumas de dinero que la UEFA pone a disposición de los partipantes, también lo son las obtenidas por el denominado market pool (cuota que se asigna a cada club por la explotación publicitaria y televisiva y por su situación deportiva y que reportó al Barcelona 10 millones en la última edición). Junto a ello, la venta de localidades, la comercialización de productos oficiales del club y por los pluses que fijan los patrocinadores por objetivos hacen del torneo un tesoro.

  • 1