Local

Un testigo dice que se vio "obligado" a contratar con Nóos

El expresidente del Valencia CF recuerda que en su reunión con Urdangarin “había algo de tufo”

 

el 03 ene 2012 / 12:39 h.

TAGS:

El expresidente del Valencia CF Juan Bautista Soler afirma que contrató con el instituto Noos porque se "sintió" obligado porque se lo pidió el Duque de Palma, Iñaki Urdangarin, después una reunión a la que asistió junto a otros empresarios convocados por Presidencia de la Generalitat en la que algunos de los asistentes coincidieron en que había algo de "tufo".

En su declaración como testigo en la causa en la que se investiga al Duque de Palma recogida en el sumario Soler recuerda haber abonado una cantidad de dinero en 2005, aunque afirma que no era partidario de hacerlo ya que la entidad estaba en pérdidas, pero se sintió obligado a darlo porque era Urdangarin quien lo pedía.

Soler explica que a través de la consejería de Presidencia se le citó junto a otros empresarios para que acudiese al Museo Príncipe Felipe de Valencia a un acto que organizaba el instituto Nóos, en la que los ponentes, entre lo que estaba Urdangarin, expusieron las bondades del Instituto y las necesidades económicas que tenían para desarrollar proyectos.

Asegura que durante el encuentro comentó con alguno de los participantes que era un "acto extraño" ya que no dejaban claro el objetivo final, ni para qué los querían y coincidió con algunos empresarios en que no les gustaba, "pensando que había algo de tufo".

Tras ese primer encuentro Nóos fue concertando reuniones con los asistentes y Soler mantuvo un encuentro con Urdangarin que se celebró en la sede del Valencia Club de Fútbol y en la que junto con otras personas que no recuerda hablaron sobre el evento Valencia Summit.

El encuentro se centró en temas protocolarios y posteriormente delegó en otra persona, que no recuerda, que concretó la colaboración económica. Explica que en el Valencia CF no había dinero ya que la entidad estaba en pérdidas, por lo que el declarante no era partidario de dar dinero, no obstante, se sintió obligado a darlo debido a que era Iñaki Urdangarin quien lo pedía.

 Por su parte, el presidente del club de Fútbol Villarreal, Fernando Roig, que también ha declarado como testigo en la causa explica que entró en contacto con Nóos para pedirle un informe, estudio y colaboración con el fin de buscar una esponsorización del campo de fútbol por parte de cualquier empresa.

Cree que fueron Diego Torres e Iñaki Urdangarin quienes le llamaron para ofrecerle sus servicios y mantuvo una reunión con ambos tras la que les pidió que le remitiesen las condiciones de servicio y su precio.

El objeto de Nóos era hacer el informe y ayudar al Villarreal a buscar sponsor pero no llegó a buscar cliente alguno ya que no tenía ese encargo aunque si se presentaba algún cliente tenía la obligación de facilitar el contacto con el equipo. El Villarreal, que pretendía obtener una cantidad de 38 millones de euros en diez años, contrató con dos empresas distintas cuyo objeto es la búsqueda de patrocinios para el equipo en un régimen de comisión por intermediación.

 

  • 1