Local

Un tiburón de siete metros se pasea por la costa catalana

Un tiburón peregrino de unos siete metros de largo, al parecer herido, está recorriendo la costa catalana, ya que el viernes fue avistado en la playa de Barcelona frente al Puerto Olímpico.

el 15 sep 2009 / 02:49 h.

TAGS:

Un tiburón peregrino de unos siete metros de largo, al parecer herido, está recorriendo la costa catalana, ya que el viernes fue avistado en la playa de Barcelona frente al Puerto Olímpico y ayer fue localizado por unos pescadores cerca de la línea del litoral de la localidad barcelonesa de Vilanova i la Geltrú.

Según informó un portavoz de la Comandancia de Salvamento Marítimo, el tiburón peregrino, de una especie protegida, presenta varios síntomas de estar herido, ya que nada muy lentamente, casi no se sumerge en las profundidades y hace de vez en cuando movimientos extraños, por lo que lo más probable es que tenga clavado algún anzuelo o se le haya enrollado una red. Ante esta situación, una dotación del Centro de Recuperación de Animales Marinos (CRAM), con sede en Premià de Mar (Barcelona), inició ayer por la tarde una expedición para tratar de localizar al escualo, comprobar su estado y tratar de curarle.

Inofensivo. El tiburón peregrino es el segundo más grande después del tiburón ballena y se alimenta de plancton, con la ayuda de su enorme boca, que abierta a lo ancho filtra diminutas partículas de comida mientras deja pasar el agua. Son vistos comúnmente en la superficie y son extraordinariamente tolerantes con la presencia de humanos, un hecho que los ha llevado a ser cazados por muchos años.

Su enorme tamaño los convierte en animales altamente rentables para los barcos de pesca comercial; uno solo de ellos puede generar hasta una tonelada de carne y 400 litros de aceite.

  • 1