Local

Un toro que vale su peso en oro

El Toro 'Caribe', perteneciente a la especie bolonda Aquitania, ya se encuentra en la reserva de animales de El Castillo de las Guardas. Este ejemplar de 1.700 kilos iba camino del matadero cuando la propiedad de dicho recinto decidió comprarlo y así salvarle la vida.

el 16 sep 2009 / 04:59 h.

TAGS:

TEXTO: Antonio Sánchez/ Vídeo: José Manuel Cabello

La suerte de un animal depende muchas veces de la decisión del hombre. Ejemplo de ello es Caribe, un toro de 1.700 kilos que iba a ser sacrificado hasta que se cruzó en su camino Tini Delgado, propietaria de la reserva de El Castillo de las Guardas, que lo compró para que siga viviendo.

Todo comenzó hace varias semanas cuando la propietaria del parque veía tranquilamente un programa de televisión y se enteraba de que un toro perteneciente a la especie bolonda aquitania iba a ser sacrificado tras años ejerciendo como semental. Este ejemplar hubiera pasado desapercibido si no fuera por los tres metros de largo por 1,80 de alto que mide.

Caribe había permanecido como semental en una sidrería situada en el pueblo de Boquerizo (Asturias) durante sus primeros cinco años de vida, hasta que el pasado 23 de junio fue trasladado por un camión hasta esta reserva de la Sierra Norte. "En el momento que nos enteramos de la noticia sabíamos que no podíamos dejar que un animal de esta categoría muriera tan joven", afirma la propietaria del parque.

El animal es una mezcla de tres especies ya extinguidas, según cuenta, al tiempo que explica que lo único que querían era "salvar al animal". Y es que tuvieron que desembolsar 6.000 euros para hacerse con el ejemplar que iba a ser vendido al matadero por 2.000. "El animal estará aquí expuesto para todo aquel que quiera observarlo sin pagar la entrada al parque", subraya.

Este tipo de toros no es frecuente verlos en España actualmente, si bien hay algunos ejemplares en Cáceres y Cádiz. Y es que es una especia típica del sur Francia, donde se crían para comercializar su carne.

Desde la reserva aseguran que en septiembre llegarán dos hembras para que le hagan compañía a Caribe. Lo normal es que este tipo de animales pese unos 1.100 kilos, que Caribe sobrepasa con holgura. De momento este toro, inofensivo, se está adaptando bastante bien.

  • 1