Local

Un total de 24 mujeres han muerto asesinadas por sus parejas o ex parejas en lo que va de año, doce más que en 2009

el 11 may 2010 / 12:32 h.

TAGS:

Un total de 24 mujeres han muerto asesinadas a manos de sus  parejas o ex parejas sentimentales en los primeros cinco meses del  año, lo que supone doce víctimas más que en el mismo periodo de 2009  y de las cuales sólo cinco habían presentado denuncia con  anterioridad.

No obstante, se espera la confirmación oficial, como caso de  violencia de género, del último episodio ocurrido este martes en  Murcia, donde una mujer de 65 años ha fallecido a consecuencia de un  golpe en la cabeza, recibido supuestamente a manos de su marido.

Por el momento, según refleja el balance del Ministerio de  Igualdad, al que ha tenido acceso Europa Press, 14 de las víctimas  eran españolas y 10 de nacionalidad extranjera, con edades  comprendidas mayoritariamente entre los 51 y los 64 años (33,3 por  ciento de los casos). Le sigue la franja de edad de 21 a 30 años y de  31 a 40 años (25 por ciento en ambos casos) y la de 41 a 50 (16 por  ciento).

Asimismo, el balance de víctimas de violencia de género confirma  que 16 de ellas seguían manteniendo una relación con su agresor y  convivían con él, frente a los ocho casos en los que pareja se había  roto previamente y vivían separados.  

Por comunidades autónomas, los datos reflejan que Andalucía es la  región que registra un mayor número de mujeres asesinadas en estas  circunstancias con un total de seis víctimas mortales. Le siguen  Asturias, Castilla y León, Comunidad Valenciana y Madrid, con tres  muertas respectivamente). Canarias y Cataluña quedan por detrás con  dos.

MAS DE LA MITAD DE LOS AGRESORES ERAN ESPAÑOLES

Respecto al perfil del agresor, el 54 por ciento de ellos eran  españoles y el 45 por ciento extranjeros con edades que, en general,  oscilan entre los 31 y 40 años (41,7 por ciento de los casos); los 51  y 64 años (29 por ciento); los 41 y 50 años (16,7 por ciento) y más  de 64 años (casi 13 por ciento).

En cinco de estos episodios (20, 8 por ciento), los atacantes  acabaron con sus vidas y en seis casos (25 por ciento) lo intentaron  sin lograrlo.

  • 1